María Blanchard y Cantabria, ejes de la nueva novela de Gustavo Martín Garzo

Martín Garzo, en La Magdalena , se consagró en 1999 tras lograr el Premio Nadal por 'Las historias de Marta y Fernando'. :/Celedonio Martínez
Martín Garzo, en La Magdalena , se consagró en 1999 tras lograr el Premio Nadal por 'Las historias de Marta y Fernando'. : / Celedonio Martínez

El escritor, que narra la relación entre un pintor y una profesora, sitúa la acción de 'La rama que no existe' en Comillas, San Vicente y Oyambre. El libro sale a la luz el próximo mes de abril

Guillermo Balbona
GUILLERMO BALBONASantander

Su escritura posee la textura de las emociones y ese tacto de las palabras que cuentan las cosas con hondura. En sus libros ha levantado un proyecto narrativo coherente a través de novelas y relatos que edifican una disección de los sentimientos pero también una mirada de la fantasía, lo fantástico, las construcciones míticas y las dimensiones del humanismo. Precisamente se cumplen veinte años de la aparición del libro 'Historias de Marta y Fernando', con el que obtuvo el Premio Nadal y la consolidación literaria nacional, además de sumar una legión de lectores. Gustavo Martín Garzo regresa esta primavera al escaparate editorial y lo hace con una nueva novela atravesada por huellas cántabras en lo geográfico, lo sentimental y lo creativo. A principios de abril verá la luz, 'La rama que no existe' (Destino), una obra cuya ficción transcurre en gran parte en Cantabria y en la que destaca una figura singular: la de la pintora santanderina María Blanchard.

La historia se centra en la relación entre un pintor retirado que vive en Caviedes y una profesora de instituto, con la que vivirá una extraña historia. El pintor, en la ficción, es sobrino nieto de Blanchard, quien asoma en varios momentos de la novela. La portada es, además, el fragmento de una obra pictórica del artista cántabro José Luis Mazarío. En la novela afloran las referencias a Santander pero, sobre todo, su acción está ambientada en la zona de Comillas, San Vicente de la Barquera y el parque natural de Oyambre.

El narrador de la historia es un profesor cuya vida anodina, sin alicientes artísticos, ni casi vitales, aunque con grandes dotes para la observación, se llena al conocer a Claudia, una enigmática nueva profesora de literatura que ha llegado a su instituto, de quien se enamorará perdidamente, y poco a poco irá conociendo lo que se esconde detrás de tanto misterio. A esta amistad se sumará la figura de Blanchard, un pintor especializado en el dolor físico pero incapaz de pintar. «Entre los tres formarán un triángulo imperfecto en el que uno cuida de otro, manteniendo así un difícil equilibrio vital». Una novela que con su realismo psicológico, nada ajeno a la identidad de Martín Garzo, se sale un poco de la línea más mágica a la que acostumbra su autor. «Aquí se trata de retratar el sufrimiento contemporáneo con un estilo que a veces parece casi clínico y en otros momentos se desliza hacia su lado más poético. Una historia que se adentra en los abismos del arte y de las emociones».

Bajo el título 'La rama que no existe', que se inspira en un célebre verso de Luis Cernuda, Martín Garzo presentará su nueva novela en abril, acompañada de la promesa del autor de dar con ella una vuelta a su particular «realismo y algo más». La obra, editada por Destino, supone la vuelta de este autor a la editorial que premiase en 1999 su 'Historias de Marta y Fernando', y tras publicar el pasado año 'La ofrenda' en Galaxia Gutenberg. «Corría cierta prisa que viera la luz (esta novela) y lo conseguimos en apenas dos meses», recordó recientemente el escritor vallisoletano en referencia a que Guillermo del Toro estaba a punto de estrenar 'La forma del agua', película que se inspiraba en el mismo material germinal que el libro de Garzo. El autor, que también trabaja ahora mismo en una nueva novela corta, o 'nouvelle'; ha elegido para la portada de 'La rama que no existe' el detalle del cuadro de Mazarío. Martín Garzo, vinculado estrechamente a Cantabria donde pasa los periodos estivales, ha presentado la mayor parte de sus obras en Santander y participa en tribunas literarias y ciclos con asiduidad, caso de Los Martes Literarios y el Ateneo. Precisamente, coincidente con la salida de su nueva novela, el escritor participará en Santander en un encuentro literario previsto en abril.

El autor de 'El lenguaje de las fuentes' (Valladolid, 1948) presentó el pasado año en el Aula de Cultura de El Diario su última novela, 'La ofrenda', en la que reivindicaba los cuentos «como metáforas del corazón». Premio Nacional, logró hace dos décadas el Nadal con 'Historias de Marta y Fernando', el mayor éxito comercial de su autor, libro en el que se vieron identificadas numerosas parejas en un diagnóstico universal de la ilusión del idilio. Recientemente confesaba: «Ya soy yo lo bastante inseguro como para regresar a cualquiera de mis novelas, y en esta encuentro demasiados temores: quizá es que me expuse demasiado a la hora de escribir las vivencias de los personajes o tal vez en el modo de acometerlo».