Metáfora artística contra el cáncer

Metáfora artística contra el cáncer

La Escuela de Arte nº1 de Reocín expone, hasta el día 1 de julio, una serie de joyas de su proyecto Amara en el Museo del Traje de Madrid

Rosa Ruiz
ROSA RUIZSantander

No es la primera vez que los alumnos de la Escuela de Arte nº1 de Reocín muestran sus trabajos en el Museo del Traje de Madrid, pero sin duda esta es una de las más especiales. El centro cántabro ha sido invitado a participar en la exposición 'Diseño emergente' con una serie de piezas de joyería, collares y anillos fundamentalmente, realizadas dentro del proyecto Amara una iniciativa artístico y social que nace de la colaboración de la Escuela con la Asociación Amara Cantabria formada por padres y familiares de niños con cáncer. La colaboración se ha materializado en el diseño de unas joyas como metáfora del tratamiento oncológico, para poner en valor el tratamiento y su proceso como joya u oportunidad para superar la enfermedad y el dolor. Para ello y como punto de partida, los alumnos de joyería de la Escuela han utilizado material del entorno hospitalario.

A lo largo de este curso, desde la Escuela de Arte se han desarrollado una serie de acciones orientadas a colaborar con Amara dentro del marco de Escuelas Solidarias, un programa encaminado a colaborar en la construcción de una sociedad comprometida y mejorar la vida de las personas que la integran. Para ello, tal y como señalan desde la Escuela, «intentamos potenciar el compromiso de nuestro alumnado con la transformación de su realidad social y global en términos de solidaridad. Este objetivo nos lleva a emplear como metodología educativa el aprendizaje y servicio, una técnica que se conoce con sus siglas, APS.

En el aprendizaje-servicio el alumnado identifica en su entorno próximo una situación con cuya mejora se compromete, desarrollando un proyecto solidario que pone en juego conocimientos, habilidades, actitudes y valores. Se trata de una práctica educativa en la que los estudiantes aprenden mientras actúan sobre necesidades reales con la finalidad de mejorarlas. Promueve, además, aprendizajes relacionados con las competencias profesionales estimulando el esfuerzo, la responsabilidad y el compromiso solidario y desarrollando habilidades para la vida fortaleciendo las destrezas psicosociales y la capacidad de participar en la sociedad de manera positiva. Por medio del aprendizaje-servicio los estudiantes además identifican en su entorno una necesidad social, ambiental, cultural… con la que conectan y se sensibilizan. Pero el objetivo va más allá de esa sensibilización e invita a los alumnos a pasar a la acción, a comprometerse a mejorar alguna situación, a desarrollar un proyecto solidario del cual se sienta protagonista.

La colaboración se ha materializado en el diseño de unas joyas como metáfora del tratamiento oncológico

Todo ello pone en juego conocimientos, habilidades, actitudes y valores. Por eso el APS es un proyecto educativo con finalidad social. Pero los beneficios no son sólo para los alumnos ya que llega también a las organizaciones sociales, ayudándolas a difundir sus valores y las causas que promueven y refuerza su acción transformadora.

En este caso se ha trabajado con Amara Cantabria, una asociación que nació en el año 2016 con el objetivo de proteger a los niños diagnósticados con cáncer y a sus padres que, de alguna forma, se encontraban desprotegidos ante los problemas psicológicos que esta enfermedad trae consigo.

Entre las acciones que desarrolla está ONG está la que ha desarrollado con la Escuela de Reocín a la que han titulado, 'El tratamiento es una joya' y que se muestra desde el martes y hasta el día 1 de julio en el Museo del Traje.

En el proyecto también ha participado el ciclo de Grado Superior Fotografía Artística de Los Ángeles Custodios de Santander pues algunos de los alumnos de este ciclo han realizado las fotografías artísticas de las joyas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos