La mirada diferente de lo urbano

'Desvelarte', la cita organizada desde 2009 por la Asociación Cultural de Artistas Independientes de Cantabria (ACAI), ha desplegado estos días una decena de acciones artísticas en fachadas, rincones y espacios de la capital cántabra

Javier Cotera
JAVIER COTERASantander
Escaleras de colorJavier Cotera
1

Escaleras de color

Un mosaico de azulejos de colores ha convertido la escalera de la calle San Antón en un espacio decorado por el arte gracias a las intervenciones que han diseñado los artistas locales Rubén Martínez, Sara Morante y Fernando Navarro durante el Festival de Arte Público 'Desvelarte'.

La estudiante
2

La estudiante

La creadora vasca Udane Juaristi dejó su impronta en el instituto Torres Quevedo. Juaristi tiene un estilo propio, mezcla pintura y collage; y encuentra la inspiración en la calle creando escenas a partir de las fotografías que toma en sus viajes por el mundo, a las que da vida y color.

El animal y el hombre
3

El animal y el hombre

En la fachada del número 5 del Paseo Menéndez Pelayo ya luce el trabajo del cántabro Quique Ortiz, que ha utilizado la pintura y el dibujo desde un punto de vista figurativo con tintes realistas y orientado a crear imágenes de ambientes y atmósferas intimistas, en su mayoría escenas nocturnas y oscuras. Imágenes perturbadoras e inquietantes que muestran la manipulación del hombre en el entorno y en la naturaleza.

Naturaleza que juega con el color
4

Naturaleza que juega con el color

En la fachada lateral de la calle Santa Clara, número 11, se puede ver desde hace unos días la obra del italiano Fabio Petani, una desordenada armonía de líneas, formas y volúmenes que se integran entre sí con colores suaves y armoniosos mezclados con elementos que se rompen. Fusiona arte, química y naturaleza.

Bordados a gran escala
5

Bordados a gran escala

La artista y diseñadora portuguesa Aheneah descubrió el mundo textil estudiando diseño gráfico. Una improbable combinación que llevó a la práctica cuando mezcló esos conocimientos con las labores de bordado que le enseñó su abuela. Su objetivo es deconstruir, descontextualizar y transformar una técnica tradicional en una gráfica moderna conectando culturas y generaciones. Su propuesta se puede apreciar en el colegio Menéndez Pelayo (C/López de Vega, 15).