La mirada más joven de la herencia cultural

Comeca, una de las coordinadoras del proyecto, le muestra los trabajos a la directora general Eva Ranea./Luis Palomeque
Comeca, una de las coordinadoras del proyecto, le muestra los trabajos a la directora general Eva Ranea. / Luis Palomeque

Las actividades del Año Europeo del Patrimonio Cultural se cierra con una exposición en Santillana del Mar

Rosa Ruiz
ROSA RUIZSantander

Animar a la sociedad a descubrir y comprometerse con el patrimonio cultural europeo y a reforzar el sentimiento de pertenencia a un espacio europeo común ha sido el principal objetivo de un programa de actividades, desarrollado por la Consejería de Cultura del Gobierno regional, que concluye ahora con una exposición en las Casas del Águila y la Parra de Santillana del Mar. La muestra, que fue inaugurada ayer, lleva por título 'Mi patrimonio' y se compone de una serie de dibujos que han realizado 73 niños de seis a catorce años que han participado en este programa. El objetivo era descubrir y conocer el patrimonio de los principales municipios por los que discurre el Camino de la Costa en Cantabria, a través del dibujo. Una actividad para la que los participantes han contado con la ayuda de la historiadora Karen Mazarrasa, y la maestra Comeca. Ambas participaron ayer en la presentación de la muestra, junto con la directora general de Cultura, Eva Ranea, quien además de mostrar su satisfacción por la alta participación de la iniciativa recalcó la necesidad de dar a conocer a los más pequeños el legado patrimonial como «garantía» de conservación para el futuro. «Este programa ha puesto en práctica la máxima de que no se cuida lo que no se valora y no se valora lo que no se conoce».

Iglesias, ermitas, casonas montañesas, viviendas rurales, abrevaderos, lavaderos... No faltan en esta exposición detalles de las principales muestras patrimoniales que existen en el Camino de la Costa. «La iniciativa ha sido un eficaz instrumento para que los chicos y chicas que han participado tengan una percepción más clara y comprometida con un legado centenario que ha sido custodiado por sus mayores», aseguró Eva Ranea.

Otro aliciente que ha querido destacar es que se ha propuesto a los niños una actividad más «participativa y activa» que les ha alejado por un tiempo de sus móviles y pantallas, y donde, además de conocer su entorno, han «podido disfrutar de otros valores como el compañerismo y la implicación en una iniciativa que les ha mostrado las costumbres y tradiciones de las localidades donde habitan».

Así, para la muestra, los niños han realizado actividades como estar una mañana entera haciendo sus dibujos en la iglesias de Castro Urdiales y Laredo, al tiempo que las dos coordinadoras les apuntaban detalles de sus retablos y otros elementos del patrimonio.

Balance

23 municipios han participado de las actividades organizadas en Cantabria con motivo del Año Cultural.

72 propuestas se han desarrollado durante todo el año.

22.650 cántabros han disfrutado con esta iniciativa.

Las dos especialistas coincidieron en calificar esta experiencia como «muy buena», y destacaron que los participantes, por medio de un recurso que les es muy familiar como es el dibujo, han trabajado y recibido información sobre distintos aspectos de los elementos patrimoniales que se pueden hallar en la ruta jacobea que transcurre por Cantabria.

«Comeca y yo llevamos mucho tiempo haciendo este tipo de iniciativas porque nos las creemos. Trabajamos muy bien juntas y desde el convencimiento de que estos niños dentro de nada pueden llegar a ser los alcaldes de sus pueblos y por eso es necesario que desde pequeños conozcan el patrimonio. Una de las formas más sencillas de que lo hagan es ponerlos a dibujar» explicó Karen Mazarrasa.

Por su parte, Comeca, insistió en la oportunidad de dejar que los niños se expresen «con sus propias herramientas». «Este tipo de iniciativas les permite registrar información a través de una herramienta que dominan y utilizan habitualmente como es el dibujo. Y ese registro queda dentro de su emoción, porque esta actividad les ha permitido sentir que son capaces de enfrentarse a cosas nuevas».

La exposición se completa con la edición de un catálogo, que será distribuido por centros culturales y bibliotecas de la región, con todos los dibujos realizados durante la actividad.

A lo largo de este año, tal y como destacó la directora general de Cultura, 23 municipios han participado del calendario de actividades organizado con motivo del Año Europeo del Patrimonio Cultural. Un programa compuesto por 72 propuestas que han disfrutado 22.650 personas.