El Museo de Arte Moderno de Santander no abrirá sus puertas hasta 2018

El edificio se ha sometido a un proyecto integral de mejora para que sea accesible./Javier Cotera
El edificio se ha sometido a un proyecto integral de mejora para que sea accesible. / Javier Cotera

En un principio está previsto que las obras finalicen en enero y después habrá que definir el nuevo recorrido museográfico

Lola Gallardo
LOLA GALLARDOSantander

El Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Santander (MAS) no abrirá sus puertas antes de 2018. Las obras se retrasaron primero por las dificultades que encontraron para el traslado de las colecciones de arte, y ahora se trabaja en la mejora de la cimentación de los muros de carga, en el desmontaje de la cubierta y en la red de saneamiento. Las obras podrían terminar en un plazo de tres meses y después habrá que definir el nuevo recorrido museográfico y devolver las obras al museo.

El MAS cerró en enero. Lo primero fue trasladar las obras de arte a un lugar seguro y secreto. Un trabajo complicado y costoso que retrasó el inicio del proyecto. En marzo comenzaron las obras de reforma integral del museo para hacerlo más accesible. Dado que se trata de un Bien de Interés Cultural (BIC), con la categoría de monumento, se buscó un equilibrio entre la conservación de los valores artísticos, arquitectónicos e históricos del edificio y la necesidad de hacerlo más accesible. Tras demoler los falsos techos, solados y desmontar los revestimientos, los estudios posteriores aconsejaron modificar la instalación del montacargas y reajustar los usos de los distintos espacios.

En estos momentos, se continua con las obras proyectadas inicialmente en la cubierta y se han paralizado temporalmente algunos trabajos en tanto se decide la distribución final de los espacios destinados a oficinas y almacenes. Además, en esta última semana se ha inyectado cemento para mejorar la cimentación de los muros de carga y poder excavar así el foso del ascensor. También se ha cimentado algún punto estructural crítico del edificio, mediante el sistema de micropilotaje. En cuanto a la demolición de los forjados, finalmente se ha decidido no llevarla a cabo.

Entre los trabajos actuales, se ha excavado ya también en los antiguos patios destinados a zona de almacén de la obra artística y el espacio que ocuparán las futuras oficinas. Se trabaja en la mejora de la red de saneamiento, se ha desmontado la cubierta y se están tratando los elementos decorativos de coronación -balaustrada, bolas y pináculos-. Se calcula que los trabajos terminen en el plazo de tres meses. Después habrá que definir el recorrido museográfico del nuevo MAS. Los trabajos no quedarán limitados a estas obras, sino que tienen su horizonte en 2025, cuando el edificio celebre el centenario de su inauguración.

El MAS se encuentra inmerso en un proyecto de reforma integral de mejora del museo para que sea accesible, mediante la instalación de un ascensor-montacargas y la adaptación de todo el espacio para personas con discapacidad visual, auditiva y motora. La actualización del inmueble supone una readaptación de los poco más de 2.000 metros cuadrados en que se ubica, un espacio que el Ayuntamiento sabe ya pequeño, por lo que existe un plan para ampliarlo a medio plazo con la capacidad que aportaría la nave cercana de Gráficas Martínez, 1.000 metros más.

Dos accesos

El edificio tendrá ahora dos accesos, el actual y el de la calle del Rubio, donde estará el ascensor montacargas. Su instalación afecta a varias dependencias del MAS, como los despachos y oficinas, almacenes y parte de la biblioteca. Por ese motivo, el denominado Espacio Génesis de la Planta 2 será habilitado para oficinas -Departamentos de Administración, Acción Cultural, Comunicación, Prácticas...-. Además, se habilitan nuevos aseos, uno de ellos para personas con discapacidad. En la planta superior, en la zona de la terraza, se habilitará una zona de descanso para tomar café. Son meses de mucho trabajo.

Durante el tiempo que el museo permanece cerrado, el personal aborda tareas de tipo científico, como la realización de una nueva edición convencional y online de la colección actual del museo, estudios relativos a artistas cántabros y se trabaja en la preparación de nuevas colecciones de cara a la reapertura del museo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos