Matabosch «cocina» para el Teatro Real una temporada basada en «ejes temáticos»

El presidente del Teatro Real, Gregorio Marañón, junto al director de orquesta Pablo Heras (2i), el director general del Teatro Real, Ignacio García-Belenguer (i), y el director artístico, Joan Matabosch (2d). /
El presidente del Teatro Real, Gregorio Marañón, junto al director de orquesta Pablo Heras (2i), el director general del Teatro Real, Ignacio García-Belenguer (i), y el director artístico, Joan Matabosch (2d).

Rescata un Wagner olvidado y estrena 'Moisés y Aarón' de Schönberg y 'Alcina' de Händel

MIGUEL LORENCIMadrid

El rescate de 'La prohibición de amar', olvidada ópera de juventud Richard Wagner apenas representada, y el estreno en Madrid de 'Moisés y Aarón' de Schönberg y de 'Alcina', de Händel son algunas de las sorpresas de la temporada 2015-2016 del Teatro Real, una programación «cocinada» por su intendente, Joan Matabosch, siguiendo «varios ejes temáticos».

     Serán en total 14 óperas, 3 ballets y 16 conciertos los que conforman la 19ª temporada del coliseo lírico cuyos abonos se ponen a la venta el día 9. Habrá cinco nuevas producciones operísticas -todas en coproducción con importantes teatros-, cuatro producciones invitadas, tres óperas en versión concierto y dos óperas de cámara que se ofrecerán en los Teatros del Canal de Madrid.

     «Es un pecado de juventud, un Wagner que dejará al público boquiabierto y desmontará muchos tópicos» afirmó Matabosch sobre 'La prohibición de amar', la rara ópera de Wagner que coproduce con la Royal Opera House Covent Garden de Londres y uno de los hitos de la temporada.

     Plato fuerte será también el estreno de 'Moisés y Aarón', ópera del austríaco Arnold Schönberg que se escenifica por primera vez en el Real, que la presenta como «una respuesta provocativa a los movimientos antisemitas centroeuropeos del periodo de entreguerras». Llegará en primavera, en una coproducción con la Ópera de París la dirección de escena de Romeo Castellucci y Lothar Koenings a la batuta.

     Es parte de uno de los ejes temáticos centrado en esa época de entreguerras, reflejo de «una sociedad desnortada y marcada por el desencanto». Un bloque en el que encajan también en la versión del 'Parsifal' de Wagner, con dirección escénica del alemán Claus Guth, 'Brundibár' de Hans Krása, y el estreno absoluto de 'El emperador de la Atlántida' de Viktor Ullmann, un discípulo de Schönberg, en coproducción con la Maestranza de Sevilla y el Palau de las Arts de Valencia con dirección musical de Pedro Halffter, escénica de Gustavo Tambascio y narración de Blanca Portillo. Estas dos última óperas se pudieron ver en el campo de concentración nazi de Terezín, donde estuvieron recluidos sus compositores.

     David Alden, «uno de los más brillantes directores de teatro actual» según Matabosch, debuta este otoño en Madrid como responsable de la dirección escénica de 'Alcina' de Händel, estreno absoluto en coproducción del Grand Théatre de Bordeaux, con dirección musical de Christopher Moulds.

Populares y «sesione golfas»

     Habrá títulos más populares como 'I puritani', 'La Traviata' y 'Rigoleto'. o 'Roberto Devereux', de Donizetti, una producción de la Welsh National Opera de Cardiff que abrirá la temporada el 22 de septiembre. También 'La flauta mágica', una de las dos producciones que dirija el director titular Ivor Bolton, en un montaje procedente de la Komische Oper de Berlín a cargo de Barrie Kosky, que homenajea al cine mudo en una producción que Matabosch califica de «delirante, insólita e inteligente».

     Habrá grandes voces invitadas como Plácido Domingo que cantará en registro de de barítono 'Il due Foscari' de Verdi junto a Ainhoa Arteta, con Pablo Heras-Casado a la batuta.

     Juan Diego Flórez, Natalie Dessay, Xavier Sabata, Bejun Mehta, Renée Fleming, Andreas Scholl, Susan Graham, Simon Keenlyside y Angela Denoke, protagonizarán los recitales, algunos conciertos con sillas en el escenario y denominados «sesiones golfas».

     Tres compañías de danza se darán cita en la temporada: Nacho Duato presentará su versión de 'La bella durmiente' con el Staatsballett de Berlin, y un triple programa con coreografías suyas y de Marco Goecke; Sasha Waltz traerá con su compañía la aclamada versión de 'La consagración de la primavera', de Igor Stravinsky, y José Carlos Martínez propondrá un homenaje a Enrique Granados con la Compañía Nacional de Danza.

     El Real se sumará a la conmemoración del IV Centenario del fallecimiento William Shakespeare y de Miguel de Cervantes programando 'El retablo de Maese Pedro' de Falla y 'El caballero de la triste figura' de Tomás Marco. Habrá actividades paralelas como la exposición 'El furioso', en la Biblioteca Nacional, y otras iniciativas en el Museo Nacional del Romanticismo, Filmoteca Española, Compañía Nacional del Teatro Clásico o el British Council.