"No nos gusta el indie, pero el cliente y el tiempo ponen cada cosa en su sitio"

"No nos gusta el indie, pero el cliente y el tiempo ponen cada cosa en su sitio"

Priscilla Band llega a Santander con el sonido funk de 'Xalala Kale'

PILAR GONZÁLEZ RUIZSantander

Un grupo de nueve miembros al estilo de la vieja usanza que funciona con métodos asamblearios. Una big band llegada de Bilbao con un disco de estilo 70s llamado 'Xalala Kale'. Priscilla Band llevan 15 años en esto de romper los directos a golpe de ritmo funk. Críticos con la tecnología y defensores de un proyecto que cuenta con numerosos mecenas, llegan este sábado a la Sala Niágara (22.00 horas, entradas 6-9 euros).

- Para empezar ¿qué es el deep funk old school?

- El deep Funk fue una etiqueta que se empezó a usar a principios de la decada de los 2000 cuando comenzó un revival de bandas funk que apostaban por un sonido sucio con mucho groove de bandas de serie B, típico de finales de los 60 y 70.

- Este disco tiene 116 dueños. ¿Hubiera sido posible sin el apoyo de sus mecenas?

- El dinero va y viene; creo que hubieramos sacado de donde fuera para editar el disco pasara lo que pasara con el crowdfunding, ya que si no llegas a los objetivos establecidos se echa para atrás todo el proyecto. Lo que conseguimos, sobre todo, fue un apoyo moral y hacer partícipe a toda la gente de nuestro proyecto. Muchas veces eso es más importante que la aportación económica.

-¿Esa tendencia por lo clásico fue lo que les llevó a grabar en analógico?

- Nos encanta el sonido analógico. Para ser una banda old-school y sacar ese sonido crudo es necesario grabarlo como se hacía antes: en bobina, sin ningun ordenador de por medio. Así se consigue registrar la energía y crudeza de la banda tal y como es.

- ¿Eliminando tecnología se logra mejor sonido?

- En ese aspecto tenemos claro que la era tecnologica digital ha desvirtuado la música. Favorece el espiritu de esta sociedad actual de fabricación y consumo rápido. De que sin esfuerzo y sin dedicacion se puede ser musico,escritor, artista, periodista etc..., solo hay que ver a las "grandes figuras" de la telebasura que sacan discos, libros o dandoselas de filósofos, algo que detestamos y creemos que hay que volver a aquellos formatos donde solo con esfuerzo y alma se lograba.

- ¿Cómo fueron sumando integrantes hasta ser una banda de nueve músicos?

- Está claro que una banda así no se forma de la noche a la mañana. Fueron pasando los años y bolo tras bolo, tras conocer a gente, ir enseñando tu proyecto... se ha ido forjando hasta lo que es hoy en día. Como decíamos en la pregunta anterior, esfuerzo y dedicacion año tras año e intentar hacer las cosas mejor. Así es como la gente ha visto que es un proyecto que merece la pena y ha querido sumarse.

- ¿Tienen roles repartidos para poder organizarse o todo se decide en cooperativa?

- Por trabajos, familias, obligaciones que tenemos es muy dificil pasar toda decisión por la Asamblea Priscilliana. Pero las cosas importantes sí. Funcionamos asambleariamente pero con obligaciones repartidas de logística (encargarse de furgoneta, de hoteles, de material, de ...) Porque al ser nueve, a veces puede llegar a ser un caos.

- ¿Qué pasa en Euskadi para que surjan bandas que se alejan del mainstream y se acercan al funk, el soul o el reggae?

- Pues en Euskadi siempre ha habido mucha inquietud musical que se alejaba del conformismo. Música reivindicativa para pedir derechos y libertades. Creemos que en Euskadi la gente se ha dado cuenta de que la música negra de por sí ya era reivindicación de valores, de identidad, de igualdad, de libertad. Estilos como funk, soul o reggae eran medios de las tribus y movimientos sociales para reclamar sus derechos. A esto se suma que se ha fomentado la musica: muchos conciertos, festivales importantes y muchas grandes figuras han pasado por aqui. Lo cual ha hecho que haya bandas de un monton de estilos que ademas suenan muy bien.

- Una banda que se inspira en figuras de otras décadas; ¿qué escucha hoy en día?

- Las figuras de ayer son los creadores del género y siempre hay que escucharlos: James Brown & JBs, Rufus Thomas, Isaac Hayes ... pero hay que destacar que en el panorama estatal hay bandas de funk soul que nos encantan. Freedonia, Anaut, Slighshoots, Sweet Vandals, Excitments.... De los internacionales contemporáneos destacamos: Speedometers, New Master Sounds y por supuesto Sharon Jones & Dap Kings

- ¿Creen que el fenómeno indie será flor de un día frente a ritmos que, como los suyos, sobreviven?

- Pues no nos gusta el indie. Pero el cliente es el que da la razón con el paso de los años y pone cada cosa en su sitio.

- ¿El público reclama shows completos sobre el escenario?

- Para el promotor nunca se valora demasiado las bandas de muchos componentes. Salir a la carretera resulta muy costoso e incluso a veces deficitario ya que los gastos se multiplican, pero el público sabe valorar un espectáculo para todos los sentidos: acústicamente al tener una mini big band, visualmente al ver coreografías y show, y de manera olfativa porque la sala termina con olor de sudor y fonk (ríe). La energía que transmite una banda numerosa sobre el escenario no se puede comparar con la de un trio o cuarteto y el publico se da cuenta y lo vive.

- ¿Cómo funciona el funk con letras en euskera?

- ¡La verdad que muy bien! La fonética y percusividad del euskera encaja muy bien con un estilo muy marcado por golpes, palabras cortas y mensajes directos. Fue todo un descubrimiento y estamos muy contentos con el resultado de la canción 'Xalala Kale'.

- ¿Alguna vez se toman vacaciones de ustedes mismos tras 10 años de andadura común?

- (Ríe) Pues deberíamos. Incluso para tomarnos vacaciones tenemos que organizarnos grupalmente. Tenemos suerte de que nuestras parejas, familia y amigos tengan tanta comprensión y nos apoyen, porque el camino del fonk es duro pero merece la pena.