Este contenido es exclusivo para suscriptores

Vive informado todo el año y que nadie te lo cuente. Tu suscripción anual por solo 49,95€

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app solo para suscriptoresCartas de autor en tu emailOfertas y eventos exclusivos

El que no baile está muerto

El Palacio de Deportes se quedó pequeño para albergar el concierto de Fito

Javier Menéndez Llamazares
JAVIER MENÉNDEZ LLAMAZARES

La ‘ballena’ del Sardinero se quedó pequeña el sábado para albergar a los miles de incondicionales de Adolfo Cabrales, Fito, quien además de jugar en casa –en Laredo aprendió a tocar la guitarra, entre otras cosas– se mostró como el perfecto anfitrión, el ganador indiscutible de un ‘Ven a cenar conmigo’ en el que los cuatro mil invitados esperaban impacientes que se sirviera el menú. El grueso, de Cantabria, pero muchos también habían venido desde el resto de la zona norte, y hasta de Madrid. No todos los días inaugura gira ‘Fitipaldi’.

 

Fotos