Los festivales no tienen edad

Raphael, durante la actuación que ofreció en 2014 en el Sonorama./
Raphael, durante la actuación que ofreció en 2014 en el Sonorama.

El Sonorama, el San San, el Viñarock y el BBK Live son algunos de los eventos que han incluido en sus carteles a artistas que superan la barrera de los sesenta. Raphael, Los del Río y el Dúo Dinámico también son 'indies'

Silvia Cantera
SILVIA CANTERA

«¿Ese señor que canta con voz de parecer que fuma mucho quién es?». Esa reacción de niño inocente que se enfrenta por primera vez a una canción de Sabina no es aislada. Muchos chavales han crecido escuchando la música que escogían sus padres para hacer los viajes a la playa, para escuchar mientras arreglaban la casa, para cocinar… La infancia es una época en la que compaginas tu amor por las letras de Cantajuegos con las que eligen tus progenitores. No para que las escuches tú, sino porque les gustan a ellos. Pero indirectamente crean un poso que hace que las adores y que te acabes convirtiendo en experto de los Beatles o de Leonard Cohen cuando apenas tienes diez años. O consiguen todo lo contrario: que aborrezcas esa música por insistencia.

Los que pertenecen al primer grupo y han comenzado a ir a sus primeros festivales de música se han encontrado con que en el cartel a veces puede leerse el nombre de algunos de los artistas que ponían sus padres en los casettes. Ya no resulta tan disparatado que Los Chichos actúan en el Viñarock -lo pusieron patas arriba- o que miles de personas esperan ansiosas que Julio Iglesias se suba al escenario principal del Sonorama. Por el momento ya ha habido cierto cortejo. Los grandes eventos musicales han comprobado que incluir en su plantel a artistas más propios de los padres de su público objetivo dan buenos resultados.

Precisamente el Sonorama fue uno de los encargados de abrir la veda. En 2014 tuvieron un invitado muy especial que además de convertirse en ‘trending topic’ en unos pocos minutos acercó el festival a cientos de personas que superaban los cincuenta. El ambiente no pudo ser mejor. «Lo importante es que transmita. ¿Por qué Raphael va a un festival en Aranda de Duero y le esperan una legión de chavales de veintitantos años a un artista que en principio no gusta a los jóvenes? Porque de niños iban en el coche de su padre escuchando las cintas de Raphael y han asociado esas canciones a un momento familiar bonito», explica Félix Goñi, catedrático de Bioquímica de la Universidad del País Vasco. Tan buena fue aquel concierto que, dos años más tarde, los organizadores apostaron por el Dúo Dinámico. Además, subieron con ellos al escenario Eva Amaral, Alberto Jiménez, de Miss Caffeina, y Gabriel de la Rosa, cantante de Shinova. «Nosotros también somos 'indies'», sentenciaron Ramón Arcusa y Manolo de la Calva mientras miles de chavales enviaban audios de WhatsApp a sus madres.

Este verano la actuación más sonada en el San San Festival fue la de Los del Río. «Ha cambiado el concepto. Ahora los festivales son más eclécticos. Nosotros estamos abiertos a todo el mundo», explica Santiago Álvarez, el director del evento de Benicàssim. El nombre del dúo sevillano salió tras una lluvia de ideas en la que pensaron a lo grande: «Literalmente todo el mundo ha bailado ‘La Macarena’». Buscaban un grupo único que supusiera un hito y dieron con la fórmula.

¿Pero cómo se toma un artista veterano ser convocado para un evento dirigido principalmente a los jóvenes? La primera reacción de Los del Río fue de extrañeza. «Ya no están acostumbrados a ofertas. Pero son muy alegres y con mucha vitalidad, así que lo abordaron con muchísima ilusión desde el minuto uno», aclara Álvarez. En cuanto se hizo oficial la confirmación, las redes ardieron y se hicieron un hueco en los telediarios. Incluso surgieron voces críticas. «Antes de la celebración, se encontraron un montón de artistas jóvenes y se arrancaron a cantar ‘La Macarena’. Ayudó a que los descontentos lo viesen de otra forma. La música es siempre música y, si se hace con cariño, todo es respetable», indica el director del evento.

Festivalero con 75 años

El BBK Live ha celebrado recientemente su duodécima edición con The Killers como principal atractivo. Kobetamendi ha vuelto a acoger a un público muy amplio llegado de distintos lugares del mundo y con gustos musicales muy variados. Pero nuevamente la música que escuchaban sus padres tuvo un efecto llamada. Brian Wilson tiene 75 años y puso a bailar a chavales de 20. A media tarde el escenario principal del festival de Bilbao ofreció un momento mágico gracias al que fuera líder de los Beach Boys. Y puso listón muy alto: es probablemente el músico de mayor edad que ha actuado en el BBK Live.

Brian Wilson actuó en la última jornada del BBK Live.
Brian Wilson actuó en la última jornada del BBK Live. / Ignacio Pérez

Así que, en vista del éxito, no es de extrañar que los festivales empiecen a apostar por recuperar a artistas veteranos que cada vez se piensan más eso de subirse a un escenario. Nunca está de más un baño de masas y buen rollo, y siempre resulta enriquecedor unir a distintas generaciones gracias a la música. Julio Iglesias dijo en una entrevista que sus amigos del Dúo Dinámico le habían hablado muy bien de su experiencia en el Sonorama. «El año que viene quiero ir yo», aseguró en una entrevista. Twitter echó humo durante unas horas y en Aranda de Duero lo esperan con los brazos abiertos. En los festivales hace ya tiempo que no se mira el DNI...

Temas

Raphael