Nach: «La madurez llega sin que te des cuenta»

Ignacio José Fornes Olmo, más conocido como 'Nach'./
Ignacio José Fornes Olmo, más conocido como 'Nach'.

El músico alicantino presenta su noveno disco, 'Almanauta', en el que han colaborado artistas como Bunbury, Kase-O o Residente

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTOMadrid

«La madurez llega sin que te des cuenta», asegura Ignacio José Fornes Olmo (Albacete, 1974), uno de los pioneros del rap español, que está a punto de cumplir los 25 años de carrera con un nuevo disco, el noveno, titulado 'Almanauta' (Universal). «Ha habido un crecimiento para encontrarme con la gente que me entiende y eso lo noto, pero respecto a las letras, he hecho lo de siempre: pulir mucho las frases hasta que todo lo que digo me represente el 100%», asegura el músico, que debate sobre la etiqueta de «rapero ilustrado» que se le ha ido colocando por sus cuidadas composiciones, repletas de contenido. «Yo no me considero más ilustrado que mucha otra gente. Quizá la única diferencia es que lo que yo intento plasmar va más allá de la calle. Llevo el rap a mi terreno», subraya.

No cree Nach que ser rapero sea una cuestión de edad. «Soy un ejemplo de que con 44 años se puede seguir siendo rapero», sonríe. Y eso que, recuerda, «cuando tenía 20 pensaba que me retiraría a los 30». Eso sí, reconoce que se cuida físicamente porque quiere «durar».

En su nuevo trabajo participan músicos contrastados como Kase-O, José James, Residente o Bunbury. «Desde hace tiempo sabía que Bunbury escuchaba rap y que me escuchaba. También me gusta cómo ha llevado su carrera. Hemos coordinado las agendas y ha sido un placer cantar con él», destaca.

Ríe Nach cuando explica que sus sobrinos lo consideran «un clásico». «Pero les molo. Tienen 16 años y se dan cuenta de que su tío sigue ahí», apunta. En cambio, el músico, albaceteño de nacimiento pero alicantino de adopción, no escucha reguetón. «La respeto, pero no es una música que me llegue. La música de los 80 y 90 era violenta y machista porque los barrios eran así, pero también había una gran conciencia social y de cambio que yo no veo en el reguetón», destaca.

Lo que sí le gusta son las batallas de gallos, tan populares entre los jóvenes. «Estoy a favor del ingenio y la técnica. A la peña más joven le gusta y además, la competición da mucho morbo. Hay que ponerse en su piel», asevera el músico, que presentará su disco en una gira con conciertos en Barcelona (17 de noviembre), Madrid (24 de noviembre), Sevilla (14 de diciembre), Málaga (15 de diciembre), San Cristóbal de la Laguna (Tenerife), Las Palmas, Palma de Mallorca, Santiago, Vitoria o Pamplona.

 

Fotos

Vídeos