El regreso más picante de las Spice Girls

Mel B, Geri Halliwell, Emma Bunton y Mel C, en Londres en 2012. / REUTERS

Cuatro de las cinco cantantes de la banda que vendió 145 millones de copias en los 90 vuelven al escenario con idénticos roles y mismos temas

Doménico Chiappe
DOMÉNICO CHIAPPEMadrid

Cuando la mayoría de gente no tenía correo electrónico y empezaban a crearse cuentas en Hotmail; cuando los vídeos de música se veían en MTV y no existía YouTube; cuando el tecno comenzaba a popularizar las 'rave' y el 'glam rock' hacía tiempo que había desaparecido; la discográfica Virgin ejecutó a la perfección la creación de una juvenil y femenina banda de pop que vendió 145 millones de copias de su primer disco. En el incipiente público de internet de mediados de los noventa se encendieron todos los radares para detectar a aquel grupo de cinco chicas, llamadas Spice Girls, que cantaban una pegajosa 'Wannabe'. Unas semanas después de copar las emisoras de radio apareció el primer foro 'anti-spice', que confirmaba que ese coro de mujeres había triunfado.

Ahora, casi dos décadas después, las Spice Girls atacan de nuevo y comienzan hoy con un concierto en Dublín su nuevo 'tour'. Cuando todavía hay personas capaces de tararear ese primer 'single' pero ninguna otra de sus canciones, se han reunido cuatro de las miembros originales para dar una gira que empezó desde el mismo momento en que se anunció el reencuentro y ellas renacieron en los medios de comunicación.

Parte del éxito industrial del grupo, en el que todas cantaban con igualdad de protagonismo, estaba en la representación de cinco esterotipos sociales, entre las que su público, casi siempre adolescentes con ganas de fiesta, podía elegir para su propia identificación. En este retorno, los roles han permanecido idénticos, aunque con más maquillaje. Melanie Brown (Mel B) interpreta a la siniestra (Scary), Geri Halliwell a la dulce pelirroja (Ginger), Melanie Chisholm (Mel C) a la deportista (Sporty) y Emma Bunton a la aniñada (Baby). Entre las chicas 'picantes' (Spice) falta la elegante (Posh) Victoria Beckham, que sin embargo, les ha deseado suerte por Instagram.

Aunque es la tercera vez que se reúnen para algunas presentaciones desde que se separaran en el año 2000, la promoción de los trece conciertos de 2019 empezó fuerte. En marzo ya ocupaban programas de televisión y titulares, lo que ayudó a desentumecer a los personajes y las confesiones. Mel B, por ejemplo, admitió que había tenido una relación lésbica de «una sola noche» y «divertida» con 'Ginger Spice'. Junto con las intimidades salió a la venta la colección de ropa con el lema 'power girl' y el logo de las 'future spice'. Con las entradas agotadas en la mayoría de recintos y sin nuevas canciones desde 2007, las 'Spice' adultas, con carreras en el campo de la moda y la industria musical y algunas casadas con conocidos deportistas, se muestran en la promoción con vídeos y fotografías de aquellos años noventa. No venden nostalgia. Ofrecen pasado.