Paloma Navares llena de luz la Sala Robayera

Paloma Navares llena de luz la Sala Robayera

La artista protagoniza la segunda cita expositiva en Miengo desde este sábado hasta finales de agosto

DM .
DM .Santander

La artista Paloma Navares protagoniza la segunda cita expositiva del verano en la Sala Robayera. La muestra, que lleva por título 'Cuerpos de Luz', se inaugura este sábado y permanecerá abierta al público hasta finales de agosto.

'Cuerpos de Luz' reúne una selección multidisciplinar de obras realizadas fundamentalmente en el periodo comprendido entre finales de los ochenta y finales de los noventa, en las que la artista introduce una fuente de luz. El proyecto se centra en la representación del cuerpo y la construcción del ideal de belleza en el arte occidental a partir de la repetición y fijación de todo un repertorio de roles y estereotipos.

Paloma Navares incorpora fragmentos de composiciones muy icónicas de la Historia del Arte, determinantes en la imposición de un canon artístico que apenas ha sufrido modificaciones a lo largo del tiempo, como ponen de manifiesto las imágenes de Venus, Eva, Ofelia o Lucrecia, diseñadas bajo un mismo patrón de disponibilidad para el consumo de una mirada voyeur.

Diosas, madres, damas, vírgenes y mártires protagonizan una iconografía donde las mujeres han encarnado siempre los mismos papeles, siendo objeto de una representación profundamente idealizada, repetitiva, sin vida propia, generalmente en actitudes de reposo o espera.

La artista deconstruye estas visiones estereotipadas a través de imágenes fotográficas de fragmentos de piezas clásicas, apropiadas de autores como Lucas Cranach el Viejo, Durero o Botticelli, que en ocasiones incorporan elementos fungibles. Paloma Navares rescata a estas mujeres aislándolas en pequeñas cápsulas o vitrinas, de tal manera que la sensación de encerramiento y claustrofobia es neutralizada por la luz que ellas mismas emiten.

Las figuras translúcidas se emancipan gracias al uso simbólico de la luz, potenciando su independencia y posibilitando la transformación del cuerpo objeto (casi siempre cosificado, troceado o fragmentado) en sujeto de deseo, bien a partir de la inserción de tubos fluorescentes o de pequeños focos de luz llama.

Temas

Miengo
 

Fotos

Vídeos