PECCA pide criterios de valoración objetivos para designar al director de la Sociedad Regional de Educación y Cultura

PECCA pide criterios de valoración objetivos para designar al director de la Sociedad Regional de Educación y Cultura

La plataforma confía en que el Gobierno elegirá un jurado, «según establece la ley, con demostrada capacidad de evaluación y que garantice un proceso transparente, justo y objetivo»

DM .
DM .Santander

La Administración regional sacará a concurso la elección de los puestos directivos (director general o gerente) de las diferentes empresas públicas de Cantabria. Es decir, cualquier persona que reúna los méritos o capacidades necesarias para dirigir una de las empresas públicas de Cantabria puede optar a ser su máximo responsable, independientemente de si está o no vinculado al partido que gobierna en ese momento la Administración regional. Se cumple así la Ley de Régimen Jurídico del Gobierno regional, aprobada por el Parlamento de Cantabria la pasada legislatura.

Este planteamiento ha recibido respuesta por parte de la Plataforma de Empresas Culturales de Cantabria (PECCA). La organización alerta sobre la falta de «criterios de valoración objetivos».

PECCA resalta el «avance» que supone, en cuestión de transparencia, optar por convocar un concurso público en lugar de realizar designaciones «a dedo», y confía en que dicha transparencia se demuestre en los criterios que se apliquen a la hora de seleccionar al candidato más adecuado y preparado para el desempeño de su función.

La plataforma considera que la elección de dicho cargo, destinado a dirigir una entidad «de tanto peso y relevancia» como es la Sociedad Regional de Educación, Cultura y Deporte (SRECD), «no puede ser resuelta únicamente, aunque con ello se cumple la ley, en base a estar en posesión de un título universitario y disponer de experiencia en la dirección de equipos, ni dejar todo resuelto con una entrevista que designe al máximo regidor de esta empresa pública, dejando en el aire otros criterios de baremación tan importantes como pueden ser la experiencia o no en empresas y ámbito del sector cultural, dentro y fuera de nuestra región».

PECCA entiende que los criterios de selección han de ser «revisados, acotados y ampliados» y, si fuera necesario, la convocatoria debería ser «aplazada o pospuesta» hasta que queden fijados dichos criterios.

«La iniciativa permite a todos los gestores culturales la posibilidad de participar en este concurso para demostrar al Gobierno de Cantabria el gran número de profesionales con experiencia contrastada a la altura de las exigencias del puesto», señala la plataforma en un comunicado de prensa.

A la vez, confía en que el Gobierno elegirá un jurado, «según establece la ley, con demostrada capacidad de evaluación y que garantice un proceso transparente, justo y objetivo».

«Entendemos que todas las candidaturas se van a estudiar con el máximo rigor y equidad, que se convocará a entrevista a todos los candidatos idóneos y que dicha entrevista se llevará a cabo mediante un estricto protocolo diseñado y pactado de antemano con una batería de preguntas estándar para todas las personas, que serán puntuadas según un patrón de evaluación por escrito y de forma individual por cada miembro del tribunal», concluye.