«La pintura abstracta es intuitiva, te permite buscar lo casual y desaprender»

Gloria Pereda, en la sala Robayera donde expone doce de sus últimos cuadros. /ROBERTO RUIZ
Gloria Pereda, en la sala Robayera donde expone doce de sus últimos cuadros. / ROBERTO RUIZ

Gloria Pereda, que expone 'El lugar de las cosas' en la sala de arte Robayera (Miengo), se presenta más «libre» y alejada de sus inicios figurativos

Rosa Ruiz
ROSA RUIZSantander

El mundo creativo de Gloria Pereda (Santander, 1966) se maneja entre lienzos, pinceles y con muchos colores... Nunca se imaginó que acabaría siendo pintora aunque ha vivido toda la vida rodeada de cuadros -su madre es la artista Gloria Torner- y al final encontró en este arte la mejor forma de comunicarse. «No pude evitarlo», dice parafraseando una frase de la película 'Las amistades peligrosas'. Desde el pasado sábado comparte un poco de ese mundo suyo con el público en una exposición, que lleva por título, 'El lugar de las cosas' y que se puede visitar hasta el día 30 en la sala Robayera, en Miengo.

La propuesta reúne una docena de obras recientes en los que aborda la relación del ser humano «con su entorno, con los demás y con nosotros mismos». Aunque, como dice, se trata «de una reflexión abierta». «La pintura es una terapia conmigo misma. Me gusta dar pistas pero no dejar las obras cerradas de tal forma que luego el público encuentre su propia conexión».

Aunque se enfrenta al lienzo sin una idea preestablecida de lo que quiere mostrar, «porque la pintura me lleva», es consciente de que en todos sus cuadros hay un elemento que la representa. «Y es curioso porque cuando trabajo me gusta buscar casualidad. Desaprender y sentir, porque creo en la pintura intuitiva. Hay veces que hasta yo misma me sorprendo del resultado, aunque siempre me veo representada», señala.

Es por eso por lo que a lo largo de su trayectoria, que inició en 1992 tras licenciarse en Bellas Artes por la Universidad Complutense y completar su formación en la Akademie der Bildenden Künste de Munich, sus cuadros han ido evolucionando de la figuración a tramas cada vez más abstractas porque según reconoce «la pintura figurativa ata y controla más, el abstracto es más libre».

En estos años también han cambiado sus referentes, «en los inicios me sentía más atraída por los artistas primitivos italianos y luego he ido cambiando, pero siempre desde el respeto». Y esa forma de trabajar, «pinto porque es una manera de comunicarme. Porque lo necesito y lo disfruto», ha hecho que ya tenga un estilo personal, alejado de muchas modas artísticas. «Me parece muy bueno ser uno mismo y todas las influencias que me han rodeado y los lenguajes comunes que he compartido siguen ahí. He seguido un proceso muy lento de trabajo porque realmente pinto para mí», señala.

LA EXPOSICIÓN

Título y artista
'El lugar de las cosas' de Gloria Pereda
Lugar
Sala de Arte Robayera. Antiguas Escuelas de Cudón (Miengo)
Visitas
Martes a sábados de 19.00 a 21.00 y domingos de 12 a 14.00 horas. Hasta el día 30.

La última vez que mostró sus obras de manera individual fue en la Galería Espiral de Noja con una exposición que llevaba por título 'Lonely planets' con los fondos geométricos y abstractos en colores pastel y también ácidos. «De aquella muestra surgieron los cuadros que ahora presento». Unas composiciones que protagonizadas por una estructura trazada al carbón que organiza el espacio y sugiere la forma de un andamio, una escalera o una torre, sobre un paisaje con el que establece un diálogo creando su propia realidad, tal y como señalan desde la sala de arte Robayera.

Se le pregunta si hoy en día se puede vivir del arte y reconoce que los tiempos han cambiado mucho, que hay casos de grandes artistas que están en el «supermercado internacional» mientras que el resto sobrevive. La internacionalización, según comenta, ha creado muchos mercados de arte, pero también reconoce que «vivir del arte trae muchos otros alimentos además del dinero».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos