Las muñecas rusas de León

Fernando León de Aranoa./
Fernando León de Aranoa.

El director madrileño Fernando León de Aranoa regresa a los Goya con su proyecto más internacional, 'Un día perfecto', donde combina los géneros más diversos para tratar los horrores de la guerra

DANIEL ROLDÁNMadrid

Una década ha tardado Fernando León de Aranoa en volver a la carrera por llevarse a casa un 'cabezón' a mejor película. Desde que optase por 'Princesas' en la vigésima edición de los premios, el director que asombró con 'Los lunes al sol' (entre otros premios, se llevó el Goya al mejor guión y la Concha de Oro en el Festival de San Sebastián), el realizador madrileño no había asomado por la principal categoría de los premiados. Combinó los largometrajes con otra de sus pasiones los documentales. Con 'Invisibles', proyecto colectivo amparado por Médicos Sin Fronteras en el que León de Aranoa narraba la historia de los niños de la guerra de Uganda, ganó el Goya en la vigésimo segunda edición de los premios; después, llegó 'Amador' (2010) que no cumplió con los pronósticos.

Pero todo cambió cuando León de Aranoa leyó el libro 'Dejarse llover' de Paula Farias, cooperante de MSF. Allí alumbró que podía regresar a los Balcanes, donde rodó un documental sobre la guerra que azotó esta zona de Europa hace veinte años y que el director ya retrató entonces. Así nació 'Un día perfecto', las desventuras de un grupo de cooperantes que intenta sacar un cadáver de un pozo antes de que contamine las aguas, el proyecto más internacional de León de Aranoa protagonizado por Tim Robbins y Benicio del Toro. De un libro y de su combustible

Con esta película, el director ha vuelto a conseguir un buen puñado de candidaturas (ocho), aunque él siente especial predilección por uno. Como empecé como guionista y me considero guionista antes que nada, ese es un premio que cuando me lo han dado o he estado nominado me ha hecho especial ilusión, reconoce el madrileño en la revista de la Academia de Cine, que es incapaz de acotar en un solo género la aventura de los dos actores americanos. Es como uno de esos juegos de muñecas rusas. Un drama dentro de una 'road movie', dentro de una película bélica y a su vez envuelta en comedia, analizaba el director.

La presencia de Robbins, Del Toro y Olga Kurylenko ha abierto numerosas puertas a 'Un día perfecto'. La presentación en la Quincena de Realizadores de Cannes permitió iniciar una venta internacional hasta ahora nunca vista para León de Aranoa. Lo que más ayuda a la vida de las películas es su calidad y la calidad del trabajo, más allá de su nombre y su cartel, explicaba a la Academia después de haber llegado de hacer promoción en Italia. Además de allí, la película se ha estrenado en Alemania, Austria, Suiza, Israel, Eslovenia, Croacia, Bulgaria o Países Bajos. El 15 de enero se estrenó en diez ciudades de Estados Unidos. Luego llegarán las presentaciones en Francia, Japón, Canadá, Australia, Hong Kong, Grecia, Portugal y el desembarco en América Latina.

 

Fotos

Vídeos