"Tenía que hacerle el guiño a mi padre"

El actor interpreta a Julián Martínez, un enfermero del Samur captado para el Ministerio del Tiempo./
El actor interpreta a Julián Martínez, un enfermero del Samur captado para el Ministerio del Tiempo.

Rodolfo Sanchoprotagoniza 'El Ministerio del Tiempo', que TVE traslada a partir de esta semana a los lunes

MIGUEL ÁNGEL ALFONSO

«Me llamo Curro Jiménez». Fue el aplaudido guiño que le hizo Rodolfo Sancho (Madrid, 1975) en el primer capítulo de 'El Ministerio del Tiempo' al personaje que interpretaba su padre, Sancho Gracia, fallecido en 2012. La serie de TVE ha recibido el visto bueno unánime de la crítica y de los espectadores (casi 3 millones). La pública traslada su ficción desde esta semana a los lunes (22.15 horas).

Qué guiño más bonito.

La gente no se lo esperaba, pero ese guiño tenía que estar. Cuando veíamos una película juntos, mi padre y yo comentábamos los planos y las actuaciones.

¿Influyó mucho en su carrera?

Yo no soy hijo de un gran actor, soy hijo de mi padre. Para mí no suponía nada especial, era la normalidad, era mi vida.

'El Ministerio del Tiempo' supone una ruptura con la habitual ficción española.

Me encantó cuando leí los guiones. Me parece un homenaje a las ficciones con las que hemos crecido, ese género de aventuras y fantasía que ya no se hace. Ahora ves una película de un superhéroe y parece una tragedia griega, el protagonista sufre muchísimo. Esta serie te hace soñar.

Y despierta la curiosidad por la Historia.

Es ideal para TVE porque es tan didáctica como 'Isabel'. Los espectadores que se enganchen van a querer informarse por su cuenta sobre quién era 'El Empecinado' o si Lope de Vega de verdad se enroló en la armada.

Es complicado tener la posibilidad de cambiar el pasado y que no le dejen hacerlo, ¿no?

Desde luego, ese es el drama de mi personaje. Eso tiene algo muy personal, la tentación de volver al pasado y decirle a tus seres queridos aquello que no les pudiste decir o pedirles perdón. Eso nos toca a todos .

¿Por ahí van a ir los tiros?

Por eso este Ministerio es tan difícil de gestionar. La gente que captan no dejan de ser seres humanos y, además, suelen ser personas desarraigadas, con lo cual la tentación siempre está ahí y traerá muchos problemas. No es fácil convencer a todo el mundo de que no cambie su pasado. Imagínate mi personaje, que tiene que salvar al 'Empecinado' pero no le dejan salvar a su mujer.

Este Ministerio tampoco está exento de recortes.

Es bonita esa cosa de hacerlo cotidiano. De repente ves a un tipo vestido de Napoleón tomándose un café porque se acaba de levantar. Creo que eso es una clave maravillosa para la serie. Con lo estrambótico que es el asunto hay que normalizarlo.

Vestido de guardia civil

Se reencontrará con Isabel.

Va a ser un momento de humor, aquí la comedia se ofrece en pequeñas pinceladas con mucha clase. Mi personaje se encontrará con Michelle Jenner y dirá: 'Esta mujer me suena...' Se valoró la posibilidad de reencontrarme con Fernando de Aragón, pero se descartó para no abusar de la gracia.

¿A qué época le gustaría viajar?

Nunca había hecho ficción sobre la Segunda Guerra Mundial y los nazis y me ha encantado. Me hacía mucha gracia verme en esa época pese a que voy vestido de guardia civil (risas).

Le van a hacer fijo en TVE.

Lo principal es el personaje, me da igual el medio o la cadena. A mí TVE me da una garantía de que van a ser rigurosos. En otros sitios no estoy tan seguro de ese rigor e igual me obligan por narices a quitarme la camiseta aunque el director no quiera, solo porque lo pide el directivo de una cadena. TVE es el mejor sitio para hacer televisión.