La versión teatralizada de 'Dirty Dancing' llega el jueves al Palacio de Festivales

Laura Enrech y Pablo Ceresuela dan vida a Baby Houseman y Johnny Castle. /Letsgo
Laura Enrech y Pablo Ceresuela dan vida a Baby Houseman y Johnny Castle. / Letsgo

El espectáculo revive de forma fiel la película de los años ochenta, aunque se han añadido más escenas de la historia de amor entre Baby y Johnny

LOLA GALLARDO

santander. Han pasado veinte años desde que Patrick Swayze elevó en el aire a Jennifer Grey, al compás de las primeras notas de '(I've Had) The Time of My Life', en aquel famoso salto del ángel que pasaría al imaginario colectivo como uno de los momentos más memorables e icónicos de la historia del cine. La versión teatralizada de 'Dirty Dancing', que revive de forma fiel la película, aunque se han añadido más escenas de amor entre Baby y Johnny Castle, llega esta semana al Palacio de Festivales. Habrá siete funciones, de jueves a domingo, con las localidades prácticamente vendidas.

'Dirty Dancing', escrita por Eleanor Bergstein -que se ha encargado también de la adaptación teatral- llega a Santander bajo la dirección de Federico Bellone y producida por Letsgo. En los papeles principales, Laura Enrech y Pablo Ceresuela.

La obra llega a Santander llena de pasión y romance, con una música que acelera el ritmo del corazón y bailes espectacularmente sensuales. Tras dos temporadas con llenos totales en el West End de Londres y dos exitosas giras por el Reino Unido, la clásica historia de Baby y Johnny se presentó en España con las memorables canciones 'Hungry Eyes', 'Hey!. Baby', 'Do you love me?' y el clásico '(I've Had) The time of muy life'.

Se han programado siete funciones hasta el domingo con las localidades prácticamente vendidas

En palabras de la autora de 'Dirty Dancing', Eleanor Bergstein, «fue la generosa respuesta de los fans la que me animó a hacer de 'Dirty Dancing' un musical en teatro». Y aunque la versión teatralizada revive de forma fiel la película, incluye más escenas de amor entre los protagonistas, los padres de Baby y el entorno de lo que sucede en el Hotel Kellerman's. Era el verano de la lucha por los movimientos civiles, y el discurso de 'I have a dream', de Martin Luther King tenía lugar en Washington en el mismo momento en el que Baby y Johnny estaban en el Kellerman's. «Para mi sorpresa, apuntó Bergstein, ahora creo que todo este tiempo la forma natural de ser de 'Dirty Dancing' era el teatro en vivo».

El escenario cuenta con tres giratorios para mover los distintos sets de escenografía que transportarán al espectador a los diferentes lugares donde se desarrolla la obra. El público se adentrará en el hotel Kellerman's en donde Baby se aloja con sus padres en unas aparentemente aburridas vacaciones: el hall, el comedor, los cuartos del personal, el jardín, las habitaciones de los huéspedes y el sótano donde el staff practica el 'dirty dancing'.

La iluminación está diseñada por el reconocido italiano Valerio Tiberi, cuyo trabajo incluye musicales, ballet y ópera en Italia. El diseño de la iluminación para 'Dirty Dancing' consta de 150 aparatos de luz de última tecnología.

El audio original es de Armando Vertullo, la coreografía es de Gillian Bruce y en España los responsables serán los coreógrafos Marta Melchiorre y José Antonio Domínguez, todos bajo la dirección de Federico Bellone. Un equipo creativo que dirige este timón para transportar al público y vivir la emocionante historia entre Baby y Johnny. El vestuario dirige la mirada del espectador décadas atrás: decenas de pelucas y varios cientos de prendas muestran el estilo de la época. Y hay baile, mucho ritmo y más baile.

La historia ocurre en el verano de 1963, cuando la joven de 17 años Frances 'Baby' Houseman está a punto de aprender una de las mayores lecciones de la vida, y a bailar. De vacaciones con sus padres y su hermana mayor en el lujoso hotel Kellerman's en Catskill, Nueva York, Baby muestra muy poco interés en las actividades recreativas del lugar hasta que encuentra una mejor forma de entretenerse cuando descubre por accidente una desenfrenada fiesta llena de música y baile en el área de empleados del hotel.

Fascinada por los provocativos pasos de baile y los hipnóticos ritmos musicales, Baby no podrá esperar ni un segundo más para ser parte de ese mundo, sobre todo tras conocer a Johnny Castle, el carismático instructor de baile del hotel. Su vida cambiará para siempre en el instante en que Baby se transforme en la compañera de baile de Johnny tanto en el escenario como fuera de él, dos jóvenes espíritus ferozmente independientes y de mundos distintos que se unirán en lo que será el más desafiante verano de sus vidas.

Ésta es una historia que habla de no preocuparse por lo que los demás piensen y no tener miedo a romper las normas, tan válida hoy como lo fue en los años ochenta. Y toda la historia rodeada por una música muy premiada.

De hecho, esta versión teatral significó la oportunidad de añadir canciones que Bergstein siempre quiso que fueran parte de la banda sonora pero que no fue posible incluir en la película.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos