La destreza de los pequeños judocas

Fernando Ávila aguanta la llave de Alejandro Ruiz. /
Fernando Ávila aguanta la llave de Alejandro Ruiz.

El III Trofeo de Judo Muñiz-Mercedarias reunió el fin de semana a más de 140 niños de diferentes edades

J. C. ROJO

El pabellón del colegio Mercedarias de Santander celebró el pasado fin de semana el III Trofeo de Judo Muñiz-Mercedarias, organizado por la agrupación deportiva Judo club Muñiz, y con la asistencia de 140 niños de diferentes colegios de Santander. La competición se realizo en cuatro tatamis repartidos en edades y pesos diferentes.

Las edades que abarcó el torneo se extendieron desde los más pequeños, con 3 años, hasta los infantiles y cadetes, de 14 años. Los colegios asistentes de la agrupación fueron: colegio Salesianos, colegio Porrúa, colegio Santa María Micaela y el anfitrión colegio Mercedes de Santander.

Durante la competición, los cuatro tatamis fueron arbitrados por judokas experimentados del Judo Club Muñiz -muchos de ellos, padres de los competidores y varios voluntarios del club que organizaban los sorteos y atendieron a los pequeños judokas-. «Este es el tercer año que se organiza este trofeo con un gran éxito. Es estupendo ver a los más pequeños competir con sus compañeros en un ambiente disentido y amable», explica el organizador Federico Muñiz (Maestro Nacional 5º Dan y director del Club)

«Y cada año nos volcamos más con nuevos proyectos y retos, donde los niños son siempre los protagonistas. Este año hemos cerrado el curso con casi 250 alumnos en Santander y sentimos que año tras año, tanto padres, voluntarios y como no, los niños, se involucran cada vez más en esta actividad que es el Judo y que para muchos significa una forma de vida», detalla el profesional de la docencia de este arte marcial.

Cuerpo y mente

Es una filosofía en la que el deporte es un modo de actividad física- psíquica, disciplina y mucho respeto. Ayuda a mantener en forma el físico y también el aspecto mental, la concentración y el autocontrol. «Durante este mes de junio, hemos aprovechado para realizar exhibiciones y los pases de cinturón en los colegios donde damos judo y el volumen de trabajo ha sido excepcional. Los niños se han esforzado al máximo para llegar a esta competición en el mejor estado de forma y sobre todo con mucha ilusión», remarca Federico Muñíz. «Al fin y al cabo, para ellos es un festival del deporte donde el judo es el protagonista y el colofón de un año lleno de aprendizaje, nuevas amistades, deporte y sobre todo mucho cariño por esta práctica que tantos beneficios tiene para los más pequeños y también para los mayores».

 

Fotos

Vídeos