El convenio de los Campos de Sport se firmará "en las próximas semanas"

El convenio de los Campos de Sport se firmará "en las próximas semanas"

El concejal de Deportes del Ayuntamiento de Santander, Juan Domínguez, lo anunció ayer a través de un comunicado de prensa

S. H. SANTANDER

El Ayuntamiento de Santander dijo ayer, a través de un comunicado, estar ultimando un nuevo convenio de colaboración con el Racing para regular los usos y la cesión de los Campos de Sport de El Sardinero «y para reforzar el apoyo municipal al club con medidas que le permitan sacar más rendimiento a las instalaciones». El Consistorio asegura que trabaja «desde hace meses» con la directiva verdiblanca en la concreción de los términos del nuevo acuerdo, unos trabajos que están «a punto de culminar, a falta sólo los últimos informes, por lo que se espera firmar el nuevo convenio en las próximas semanas».

Así lo señaló el concejal de Deportes, Juan Domínguez, quien resaltó que, de esta forma, «se renovará la colaboración existente entre ambas entidades delimitando claramente los derechos y responsabilidades de cada una de las partes para que no haya lugar a diferentes interpretaciones». «La premisa de trabajo en este tiempo ha sido la de redactar un acuerdo que despeje cualquier posible duda y cuente, además, con todos los informes técnicos y jurídicos que avalen los términos», aclaró el comunicado.

El actual convenio de explotación de los Campos de Sport, si así se puede calificar a un documento de dos páginas firmado en 1983 por los entonces alcalde de Santander, Manuel Huerta, y presidente del Racing, José Luis Cagigas, determina el uso del estadio como parte del pago por la venta al Ayuntamiento del antiguo solar. Establece la cesión «indefinida» del uso «adscrito a la práctica del fútbol».

El documento está redactado en un momento en el que el Ayuntamiento se obligaba no a construir un nuevo estadio, sino a remodelar el entonces existente, como lo explicita en uno de sus puntos. Así, se trata del convenio de venta y posterior explotación del estadio demolido en 1988, si bien el mismo artículo contempla la posibilidad de que se construya «un nuevo campo en el conjunto de los terrenos de los actuales -en 1983- Campos de Sport y los colindantes municipales, por considerarse esta mejor solución».

También obliga al Racing al «mantenimiento ordinario de las instalaciones» y establece que «el Ayuntamiento cede al Real Racing Club de Santander el dominio útil de la finca, conservando el dominio directo».

Desde la Casona dicen que ambas partes «han apostado en todo momento por la prudencia y el sosiego, huyendo de las prisas y anteponiendo las garantías legales y jurídicas para todos y cada uno de los aspectos incluidos en el convenio». «Ni al Racing ni al Ayuntamiento nos interesa acelerar el acuerdo a costa de saltarse los informes técnicos», enfatizó el edil.

Este comunicado sale al paso de las declaraciones publicadas la pasada semana en El Diario Montañés, en las que el concejal regionalista Vicente Nieto criticaba al Ayuntamiento por la demora en la firma del nuevo convenio y el anuncio de que el PRC presentaría una moción ante el Pleno. Así, Domínguez censuró «iniciativas y afirmaciones oportunistas», que, a su juicio, buscan «anotarse un tanto en un asunto en el que el equipo de gobierno y el club van de la mano».

Así, el concejal resaltó el convenio sellado con el Racing para ampliar hasta diciembre de 2028 la cesión de las Instalaciones Nando Yosu en La Albericia que ha permitido el arreglo de los campos 3 y 4 de hierba artificial por parte de la Federación Cántabra de Fútbol. Las obras se están ejecutando en la actualidad. Además, también recordó los trabajos que se están ejecutando en los Campos de Sport, después de la disputa entre el club y el propio Consistorio. Finalmente, el Ayuntamiento, tras los informes técnicos, se hizo cargo de algunas reparaciones de la fachada y los techos del estadio, con un coste cercano a los 350.000 euros.