Atletismo

El Grand Slam suma otros 24 socios

La Gala de 2017 reconoció a los 25 corredores que fueron capaces de completar el Grand Slam./DM
La Gala de 2017 reconoció a los 25 corredores que fueron capaces de completar el Grand Slam. / DM

La Asociación reconoce hoy en su sexta edición a cinco mujeres y 19 hombres

Marcos Menocal
MARCOS MENOCALSantander

El Grand Slam pasa revista a pocos días de que acabe 2019. Este selecto grupo que nació hace ya seis años sumará hoy 24 miembros más a la causa. Los que se unen son cinco mujeres y 19 hombres con representación de Cantabria, Lugo, Valencia y Murcia. Todos ellos han sido capaces de completar en 2018 -independientemente del lugar en que se celebre- un 1.500, un 5.000, un 10.000, una media maratón, una maratón y una carrera de más de 100 kilómetros, independientemente de la superficie; por asfalto, pista o bien por montaña.

El único requisito es que todas las citas estén homologadas y los respectivos jueces den fe de que cada participante ha concluido la prueba. Esta noche, la directiva del Grand Slam, encabezada por el incombustible Ramón Álvarez - uno de los auténticos impulsores de esta iniciativa- compartirá mesa y mantel y aprovechará para entregar las diferentes distinciones a los nuevos miembros en una reunión atlética cada vez más numerosa.

LOS 24 NUEVOS

1
Ana Bustamante Vélez
2
Carmen Gallego Gamucio
3
Patricia Aja Portilla
4
Dulce Rotaeche Zubillaga
5
Aurora González
6
Chema Rotaeche Zubillaga
7
Pedro Ortega Piris
8
Ángel Calderaro del Pozo
9
Antonio Bermúdez Bilbao
10
Víctor Río Rodríguez
11
Ismael Meneses Badala
12
Rubén Antón Ortiz
13
Alberto Marqués González
14
Eduardo Luis de Velasco
15
José Luis Alonso Susilla
16
Enrique Carmona Herrerías
17
Víctor Santiago Ríos
18
Iván Gómez Pontones
19
Manuel Ramos Fernández
20
Ricardo Ortiz Perales
21
Ramón Álvarez Sainz
22
Javi Río Rodríguez
23
José Gálvez Martínez
24
Fausto Chicano Torrillo

Completar este reto requiere una gran dosis de esfuerzo y supone un ejercicio de superación. Se trata, prácticamente, de participar en todas las distancias del atletismo -exceptuando las de velocidad-: desde la prueba reina del medio fondo hasta la interminable de los cien kilómetros, pasando por el carismático maratón.

Este año esa hazaña la han completado dos corredores con más de 72 años, demostrando que pese a lo que pueda parecer no se trata de una cuestión de edad. Por contra, el más joven en completar todas las las distancias suma 23 años.

Con los que sacarán hoy mismo su carné de admisión a tan significativo grupo serán ya 61, entre los que se encuentran tres que han renovado su credencial año tras año durante la seis ediciones -Antonio Bermúdez, Javi Ríos y Ramón Álvarez- en una demostración de que el tesón es una de las piezas fundamentales de esta disciplina. Trece fueron los que concluyeron las pruebas en 2013, año de la puesta en marcha de la iniciativa, y desde entonces nunca menos de veinte valientes se sumaron a la causa.

Acreditado

Todo aquel que logre completar los requisitos recibe un diploma acreditativo en el que se reflejan las marcas, las competiciones en las que lo consiguieron y los lugares donde se realizaron los registros. Y además, una medalla conmemorativa. El que lo hace en dos ocasiones se lleva un chaleco con el logotipo del Grand Slam; en tres, una boina cántabra; en cuatro, una albarca y en cinco un bastón. Y es que todos los motivos que reciben los participantes están relacionados las tradiciones de Cantabria.

Todos los años, a la gala de final de año acude un deportista de gran prestigio y trayectoria que ayuda a valorar el esfuerzo que se requiere para completar el Grand Slam. En otras ocasiones acompañaron a los premiados atletas de la talla de José Antonio Soto Rojas, José Manuel Abascal, Fabián Roncero, Paula González y Javier Crespo y en esta edición será Javier Conde, deportista paralímpico con ocho medallas.

Conde es un gran ejemplo de superación que simboliza perfectamente lo que se buscó en su momento con la puesta en marcha de este proyecto. En el caso del Grand Slam, nunca ha priorizado los resultados a la propia filosofía que no es otra que el reto propiamente dicho de proponerse algo tan complicado y lograrlo.

Durante la cena de esta noche surgirán mil anécdotas entre los asistentes, que compartirán la velada con algunos de los familiares y amigos que conocen mejor que nadie lo que se esconde detrás en el camino de algo así, mucho más cuando se trata de deportistas amateurs sin más obligación que la que uno tiene consigo mismo. Y con un pequeño recococimiento como recompensa.

 

Fotos

Vídeos