Sin descanso para el Igualatorio

Thomas, a punto de buscar el aro. /Roberto Ruiz
Thomas, a punto de buscar el aro. / Roberto Ruiz

Cinco días después de la brillante victoria ante el Basket Navarra, el Estela recibe en su feudo al quinto clasificado: el Juaristi

Sergio Herrero
SERGIO HERREROSantander

Esto no para. La agenda del Igualatorio Cantabria Estela está llena de garabatos. Apenas hay descanso. Si el pasado viernes el equipo santanderino firmaba un meritorio triunfo en la cancha de uno de los candidatos al ascenso a la Liga LEB Oro (85-96), el Basket Navarra, casi sin tiempo para desembalar la maleta vuelve la competición con un nuevo partido, esta vez en el Palacio de los Deportes de Santander. Desde la segunda posición del grupo Oeste, los de David Mangas reciben, a partir de las 20.00 horas, al Juaristi ISB, quinto en la tabla y que cuenta con el mismo balance de resultados que los santanderinos: 7 victorias y 5 derrotas. La igualdad está servida.

El club de Azpeitia, que terminó la primera vuelta de la primera fase como colíder de la competición, llega a la capital cántabra con una racha negativa de dos derrotas consecutivas, la primera ante Basket Navarra (77-59) y el pasado domingo en la prórroga contra el líder en solitario del grupo oeste, el Aquimisa Laboratorios Queso Zamorano por 88-93. Ese mal momento lo tendrá que aprovechar el Igualatorio Cantabria Estela para deshacerse de un rival directo en esa zona media-alta de la clasificación.

Los caminos de cántabros y vascos han sido contrarios para confluir en la Liga LEB Plata. El primer equipo del Iraurgi SB regresó esta campaña a la categoría después de descender de LEB Oro, competición en la que no pudo mantenerse deportivamente después de ascender, por primera vez en su historia, en el año 2017. Y ahora se encuentra con un Estela recién ascendido y que está haciendo méritos suficientes para, por lo menos, afianzarse en este escalón del basket nacional. El Juaristi ISB, con el objetivo de regresar a la élite, afronta una competición que ha disputado en siete de los últimos ocho años, después de ascender de la Liga EBA en la campaña 2009-10.

La remodelación del cuadro vasco ha sido integral tras el descenso. Tan solo dos jugadores continúan con respecto al pasado curso. Uno es el capitán, Iker Sálazar, que promedia 7,8 puntos por partido y es el más valorado de la plantilla en su sexta campaña en competiciones LEB, y el azpeitarra Ander Merketegi. Bajo la dirección de Lolo Encinas, que repite en el banquillo.

El Juaristi ISB, equipo vinculado al Delteco GCB de la Liga Endesa, incorporó a un total de ocho jugadores en verano, cuatro de ellos extranjeros, como Brian Cordice-Ofori, Nelson Willian Kahler, Marshall James Riddle y Jahvaughn Everald Powell (máximo anotador con un promedio de 15.7 puntos), todos ellos, debutantes en la categoría. En el equipo de Azpeitia se encuentra un viejo conocido del baloncesto cántabro como Volodymir Orlov (9.6 puntos por partido), de origen ucraniano pero con nacionalidad española y exjugador del Pas Piélagos en la temporada 2016-17.

A pesar de todo, se trata de un rival históricamente propicio para el Igualatorio Cantabria. Los santanderinos siempre se han impuesto en su feudo. Los antecedentes se remontan a la Liga EBA, en la 2008-09. El equipo entonces dirigido por Chisco Marañón ganaba por 104-99 en el Pabellón de Cueto, en un épico partido que se decidió en la prórroga y en el que brilló Jacobo Odriozola con 30 puntos. Una temporada después y en el Palacio de los Deportes, el equipo cántabro ganaba por 84-70, con una destaca actuación del pívot cántabro Jorge León ante su exequipo (18 puntos, 15 rebotes y 36 de valoración). El encuentro de hoy, correspondiente a la decimotercera jornada del grupo oeste de la LEB Plata, será arbitrado por Asier Quintas Álvarez (País Vasco) y Sergio Eduardo González Morán (Asturias).

Cita solidaria

Tras el partido de hoy, el Igualatorio Cantabria Estela terminará la semana jugando ante el actual líder, el Aquimisa Laboratorios Queso Zamorano, el domingo, a las 12.00 horas. Un compromiso en el que los cántabros organizan el IV partido solidario, y en el que todos los espectadores que acudan con un kilo de comida al Palacio podrán entrar gratis a presenciar el choque. Los alimentos recogidos se entregarán al comedor social del colegio San Roque-Los Pinares, centro que atiende a niños en riesgo de exclusión social.