Balonmano

El Alisauto quiere dar la campanada

El Ford Alisauto Torrelavega tratará de hacer historia en la Copa del Rey. /María Gil Lastra
El Ford Alisauto Torrelavega tratará de hacer historia en la Copa del Rey. / María Gil Lastra

El equipo de Torrelavega se mide hoy con el Liberbank Cuenca, conjunto de la Liga Asobal, en el primer partido de la cuarta ronda de la Copa del Rey

RAFA GONZÁLEZ Santander

El Ford Alisauto Torrelavega afronta hoy a las 20.30 horas, el partido de la cuarta ronda de la XLIV Copa del Rey ante el Liberbank Cuenca, un encuentro histórico para la entidad torrelaveguense ya que hasta la fecha nunca había logrado llegar a esta eliminatoria de la competición copera. A esto hay que sumar que los del Besaya son el único conjunto de la competición de División Honor Plata que están en liza por la Copa y en esta ronda comparten protagonismo con siete equipos de Asobal.

La eliminatoria no será fácil para los de Álex Mozas. Enfrente tendrán un equipo que cuenta con una estructura muy fuerte y desarrollada para jugar en tres competiciones: Liga, Copa EHF y Copa del Rey. Pero los locales no se amedrentan. Los naranjas quieren demostrar a su afición que son capaces de competir a un buen nivel ante un equipo de categoría superior como es el Liberbank Cuenca. Los conquenses dieron buena muestra de ello hace una semana cuando visitaron La Albericia para medirse al DS Blendio en un partido de la Liga Asobal y se llevaron la victoria por 21-25.

Tras dejar en el camino a BM Santoña, BM Alcobendas y Teucro, los torrelaveguenses encaran la cuarta ronda de la competición del KO con la tranquilidad que otorga el deber cumplido. Es verdad que el equipo está a un solo paso de convertirse en el primer equipo de la División de Honor Plata que se clasifica para la final a ocho. Pero es igualmente cierto que para alcanzar esa gesta hay que superar un rival de un potencial mayor, aunque la plantilla de Álex Mozas saltará a la pista de juego dispuesta a obligar a los conquenses a demostrar que son superiores. En sus filas, los manchegos cuentan con más de media docena de jugadores internacionales absolutos tanto de Brasil como de Argentina y España entre los que destacan el 'Hispano' Ángel Montoro, el argentino Leo Maciel o el brasileño Leo Dutra, máximo artillero de la Liga con un promedio de 7,25 goles por partido.

Pero los conquenses no llegan confiados a pesar de su superior categoría. En entrenador del Liberbank Cuenca, Lidio Jiménez, es consciente de que el conjunto cántabro es uno de los más fuertes de su categoría por lo que ha avisado de que su equipo puede recibir un susto si no se lo toman en serio. «Sabemos que es un buen equipo, muy bien entrenado y si no estamos centrados en ello no pasaremos la eliminatoria», opinó. El técnico conquense tiene claro que su equipo no irá con confianzas porque «hay que pensar que tenemos la oportunidad histórica de clasificarnos para la fase final de la Copa, algo que nunca hemos conseguido».

Es cierto que en el seno del equipo torrelaveguense se prioriza la Liga y el próximo partido es el derbi regional contra el BM Santoña, un choque en el que los dos necesitan la victoria. Pero no por eso renunciarán a disfrutar de un partido histórico para el club y para la ciudad ante los conquenses. Los de Álex Mozas pondrán todos los medios a su alcance para poner las cosas difíciles al equipo de Asobal y que no sentencie la eliminatoria en este primer partido. De lo contrario los torrelaveguenses tendrán que hacer un esfuerzo extra y emplearse más a fondo aún el próximo día 13 en el pabellón de El Salgar (20.30) cuando se juegue el choque de vuelta.

Ilusión naranja

La ilusión del Ford Alisauto se palpa en el ambiente. Jugadores, cuerpo técnico y afición formarán un trío que deberá mostrarse implacable si quiere prosperar en la Copa. Caminar sobre el filo de la navaja y no cortarse. Esa es la misión que se plantea la plantilla naranja, que está dispuesta a dar la campanada ante los de Jiménez. Los ánimos de los naranjas son tan fuertes que hasta el entrenador rival los ha percibido. El técnico conquense ya advirtió que el Ford Alisauto «tiene una ilusión tremenda, toda la ciudad está volcada con la eliminatoria y jugará sin presión, lo que le hará todavía más peligroso».

Y es que la fama de peleón del Ford Alisauto le precede. No en vano ya ha apeado de la Copa a todos sus rivales y no dudará en luchar por sacar a uno más, si cabe con más ganas. Ya que no sólo se juega la supervivencia en la competición, sino también el prestigio de ganarle la mano a todo un Asobal. Para ello el equipo de Torrelavega tendrá que marcar el ritmo que más le convenga. Algo que Jiménez también tiene anotado en su libreta. «Insisto, es un buen equipo, sus jugadores no paran de correr los 60 minutos y nos van a exigir a nivel físico, y si no damos respuesta por nuestra parte lo pasaremos mal», reiteró.

La expedición conquense desembarcó ayer en Torrelavega, donde celebró un entrenamiento vespertino con la única ausencia del pivote David Mendoza, que no ha acudido convocado con el resto de la plantilla por motivos laborales.

El Ford Alisauto por su parte espera que en el Vicente Trueba se viva un ambiente de gala. La entidad naranja espera una gran entrada por lo que habilitará la explanada del Mercado Nacional de Ganados para facilitar el aparcamiento de los aficionados que acudan a animar al equipo.