Balonmano

El DS Auto Gomas regresa a la Liga Asobal

El portero del Auto Gomas y algunos jugadores celebran uno de los tantos del equipo cántabro/LOF
El portero del Auto Gomas y algunos jugadores celebran uno de los tantos del equipo cántabro / LOF

El conjunto que dirige Reñones gana por un gol (24-25) al Viveros Herol Nava de Segovia y vuelve a la máxima categoría del balonmano español

Rafa gonzález
RAFA GONZÁLEZSantander

El DS Auto Gomas vuelve a tocar el cielo. El equipo cántabro regresa a la Liga Asobal, a la máxima categoría del balonmano español y tan sólo una temporada después de su doloroso descenso a la División de Plata. Los de Reñones no eran, ni mucho menos, los favoritos para subir a Asobal, pero han cuajado un fin de semana perfecto. El sábado ganaron al Los Dólmenes y este domingo se han impuesto, sufriendo mucho, al Herol Naval, al que todo el mundo daba como favorito para ascender. En el pabellón Pedro Delgado de Segovia, lleno hasta la bandera, el Auto Gomas venció al Nava por 24-25. Los cántabros mandaron desde el principio del partido hasta el punto de que el equipo local nunca estuvo por delante en el marcador y lo máximo que llegó fue a empatar, en la segunda mitad. En los últimos minutos al Auto Gomas le tocó sufrir. Y sufrió. Pero aguantó la ventaja de dos-tres goles que tenía. El brazo de Lon y las paradas del portero Samuel, con dos intervenciones milagrosas que contrarrestaron las pérdidas de balón de sus compañeros, fueron decisivos.

24 Herol Nava

Sánchez y Lamariano, Ajo (3), Alonso, Brakocevic, Casado (2), García, Juárez (1), Kiselev, (5), Moreno (4), Seabra, Tello (1), Vidal (2), Villagrán (5) y Virceda,

25 DS Auto Gomas

Samuel, Villamarín, Amarelle (2), Blázquez (1), Calderón (7), Nikolai, Lon (1), Kasumovic (3), Lastra, Muñiz, Pla (2), Postigo (2), Sola (3), Valles (4,2p), Carvajal yValverde.

Parciales cada cinco minutos:
O-1; 0-4; 2-7; 4-7; 7-9, 8-10; (descanso), 11-12; 14-15; 14-17; 15-20; 20-23; 24-25
Árbitros.
Ausas y Florencia de Cataluña: Excluyeron a Alonso y Villagrán en los segovianos y a Amarelle, Blázquez, Calderón Valverde y Muñiz (2).
Incidencias.
Lleno en el pabellón Pedro Delgado de Segovia. Un centenar de aficionados cántabros ha animado sin cesar al DS Auto Gomas.

El partido jugado por el DS Auto Gomas fue muy completo, buenos planteamientos de Rodrigo Reñones en defensa con variaciones sobre los jugadores claves del rival. A nivel individual, destacaron el portero Samuel que detuvo algunos balones claves para el triunfo; Calderón, con una gran aportación tanto en defensa como ataque y que acabó siendo el máximo goleador; y Cristian Postigo, que jugó un gran partido en su cometido defensivo. Todo el equipo rayó un gran nivel y supo administrar sus ventajas.

El comienzo del partido no pudo ser más favorable para el equipo santanderino, que lograba coger el mando en el marcador de forma clara. La defensa ayudaba a las recuperaciones y los dos primeros goles del equipo los anotaba Pla. Los cántabros estaban muy centrados y aumentaban su ventaja, ya que Amarelle volvía a sumar un nuevo gol y contabilizaba el 0-3.

No tardo el técnico local en buscar la reacción de los suyos y pidió tiempo muerto para cambiar la dinámica. Pero una vez que se reanudo el encuentro, fue Postigo el que lograba ampliar la ventaja con el 0-4; y al cumplirse los diez minutos de partido, Valles ponía el 0-5.

Once minutos tardaron los segovianos en anotar su primer gol para plantar en el marcador el 1-5 por medio de Villagran. La intensidad en defensa no fue bien entendida por los colegiados, que sancionaron con dos minutos de exclusión al central santanderino Muñiz.

La defensa cántabra estaba ahogando las opciones de ataque de los segovianos. Con la 5-1, con Postigo de avanzado, podían contraatacar y a esto se sumaban las intervenciones del meta Samuel, muy inspirado.

Con el 2-7 a su favor los santanderinos encajaron un parcial de 2-0, con el que el Nava recortaba distancias (4-7). Los locales aumentaron su intensidad defensiva, lo que creo problemas al juego posicional de los cántabros. También hay que destacar los dos cambios defensa-ataque de los santanderinos, Lon y Pla para el ataque y Calderón y Muñiz para la defensa.

El partido se equilibró pasados los 20 minutos. Los locales lograban superar la defensa y forzar las exclusiones de Amarelle y Barco en los últimos instantes y los santanderinos tuvieron dos posesiones para aumentar su ventaja, pero no acertaron lo que fue aprovechado por los locales para acercarse con un gol en el último minuto (8-10).

Segundo tiempo

Con tan sólo dos goles de ventaja, la segunda mitad era como un nuevo comienzo para los santanderinos. No se puede decir que el inicio de la segunda mitad fuese muy esperanzador para los santanderinos, ya que los naveros salieron del vestuario con una dinámica más agresiva que la que habían mostrado en la primera mitad. Esta situación propició que el marcador se igualase a doce, trece y catorce. El equipo santanderino no se descompuso y sacó su mejor cara. Reñones quiso dar oxígeno a jugadores como Valles y Calderón y salieron en su lugar Carvajal y Kasumovic. La presencia de este jugador último fue decisiva, ya que sorprendió a los defensores naveros que le esperaban hundidos en la línea de seis metros y lograba anotar tres goles consecutivos que subían al marcador la máxima diferencia (15-21).

Con seis goles de ventaja y diez minutos por delante para el final del encuentro, el triunfo parecía encarrilado, pero no fue así. Cuatro minutos de errores e inferioridad numérica, por exclusión de Calderón, dieron a los locales un parcial de 4-0 que subía al marcador un intranquilizante 20-22, a falta de cinco minutos.

Volvió a rehacerse en DS Auto Gomas y el pívot Lon lograba aumentar en un gol la ventaja para llegar al 20-23. Los locales apretaban mucho con su juego rápido. Con el 23-24 a falta de un minuto y medio, Calderón anotó su séptimo gol. 23-25. Un tanto que, pese a los apuros, iba a ser definitivo. Los segovianos ya no tuvieron opción nada más que para dejar su derrota por la mínima. El pabellón no explotó, porque el ascenso se lo llevaron los foráneos. Quien estalló de alegría fueron los santanderinos. Los jugadores. Los técnicos. Y la afición desplazada. Todos ellos, estarán en la élite la próxima campaña.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos