Balonmano | Liga Asobal

De nuevo obligado a ganar

José ManuelHerrero Lon ensaya un lanzamiento a portería./Suso Carleos
José ManuelHerrero Lon ensaya un lanzamiento a portería. / Suso Carleos

El Blendio recibe a un correoso Valladolid, la sorpresa de la temporada, muy necesitado de puntos tras caer en Cuenca

RAFA GONZÁLEZ Santander

El Blendio Sinfín afronta este sábado por la tarde (17.00 horas, La Albericia) un nuevo y madrugador examen: la visita del Valladolid. El duelo enfrenta en Santander a dos equipos que han comenzado la Asobal con trayectorias opuestas. Los cántabros, irregulares y sin un juego consistente, en especial lejos de su feudo, y con tres puntos que le lastran a las puertas de los puestos de descenso. Los vallisoletanos representan el polo opuesto: una buena dinámica de juego y resultados que les ha servido para encaramarse en la segunda plaza de la clasificación. Los de Rodrigo Reñones afrontan por lo tanto un partido complicado.

Tendrán a un Valladolid que juega, al menos por el momento, a un ritmo muy superior al suyo, con más intensidad y una plantilla muy compensada. En su última actuación en casa ante el Benidorm remontaron un partido que comenzó de forma adversa pero que supieron reencauzar endosando a los alicantinos un parcial de 20-8 en el segundo tiempo.

Los pucelanos solo han cedido tres puntos de los diez que se han puesto en juego, y si se tiene en cuenta que dos no cuentan, porque son los que cedieron ante el invencible Barcelona, solo se han dejado uno de los posibles de conseguir. En esa Liga de quince por el segundo puesto que es en realidad la Asobal bajo la tiranía azulgrana, solo se han dejado un punto en Irún, mientras que han derrotado al Cuenca y al Morrazo a domicilio.

El Blendio llega con las bajas de Nikolai y Samuel, este último operado del menisco. También Muñiz, un pilar fundamental en el sistema defensivo de los santanderinos, es duda después de dos semanas con molestias en la espalda. Lo mismo ocurre con el extremo derecho Iglesias, que con un golpe en la rodilla sufrido en el último partido, en Cuenca, se pondrá hoy a prueba para ver si puede enfrentarse o no a los pucelanos.

Dirigido por David Pisonero, el Valladolid es uno de los equipos más goleadores de la Asobal -de nuevo dejando aparte al Barcelona-: un promedio de 29,4 goles por partido que mejora los del Benidorm y el Ademar, que por otra parte han jugado un partido más. A nivel individual, cuenta con jugadores jóvenes pero con experiencia en la Asobal como el pivote Abel Serdio, una de sus piezas clave y que con un promedio de 4,4 goles por partido acaba de se convocado con los hispanos.

Junto a él, otros nombres que son sinónimo de efectividad ofensiva, como los centrales Adrián Fernández y Diego Camino y el lateral derecho Rubén Río. Todos ellos estarán presentes en La Albericia en una plantilla con una sola baja: la de Jorge Serrano.

La de esta tarde, en el atípico horario de las cinco de la tarde para no coincidir con el Racing, será además una cita en la que los aficionados locales deberán apoyar más que nunca a los suyos, ya que los visitantes no van a estar solos. Aproximadamente un centenar de incondicionales estará presente en las gradas de La Albericia para apoyar a los castellanos que fruto de su buena dinámica de juego y resultados comienza a arrastrar aficionados en sus desplazamientos cercanos.

 

Fotos

Vídeos