Ciclismo | Vuelta a Cantabria

Angulo se viste de amarillo en La Atalaya

El sufrimiento de los ciclistas quedó patente.Sus rostros lo decían todo./María Gil
El sufrimiento de los ciclistas quedó patente.Sus rostros lo decían todo. / María Gil

El ciclista cántabro repite victoria como hace dos años en la mítica subida santanderina y defenderá el jersey oro hoy en la segunda etapa de la Vuelta a Cantabria

Marcos Menocal
MARCOS MENOCALSantander

Antonio Angulo (Rías Baixas) es el primer líder de la Vuelta a Cantabria élite-sub 23 después de vencer, como ya hiciera hace dos años, en la cronoescalada de la Atalaya, primera etapa de la ronda. El ciclista detuvo el reloj con un tiempo de un minuto y 39 segundos, el mejor registro de la época reciente de la popular subida santanderina. Fue precisamente dos segundos más rápido que el tiempo que invirtió hace dos temporadas en la también etapa inaugural de la Vuelta y que a la postre le sirvió para llevarse el triunfo en la general.

Angulo aventajó en tres segundo a Jefferson Cepeda (Caja Rural) y en seis a Carmelo Urbano (RCD). Los cántabros brillaron, ya que además del líder, David Gutiérrez (MMR), Adrián García (Gin), Sergio Vega (Fro) y Pablo Alonso(Mys) lograron meterse entre los trece primeros clasificados en la etapa. La durísima contrarreloj comenzó a las 19.00 horas y después de casi dos horas y media, de noche y con el espectáculo que supone ver sufrir a los corredores entre las luces, Angulo se enfundó el maillot más preciado. Curiosamente, el cánatbro salió a las 19.03, es decir, el tercero de todos los participantes lo que le supuso dos cosas;por un lado, que se sentó en la famosa 'silla caliente', el lugar donde el líder momentáneo permanece mientras su registro es el mejor de la etapa, y, por otro, que gracias a madrugar tanto hoy tendrá dos horas de descanso más que buena parte de sus enemigos.

Primera etapa

Conocía perfectamente la exigencia de las rampas de la cuesta santanderina, no en vano se llevó la victoria hace dos años aunque en esta ocasión lo hizo un poco más rápido. La subida no tiene ningún misterio. Arranca muy dura y termina más. Es un contrarreloj que se hace prácticamente sprintando desde que el ciclista baja la rampa de salida. No tiene ninguna dificultad técnica, toda vez que las curvas en sus apenas 920 metros de recorrido son muy sencillas. Sin embargo, los porcentajes son elevadísimos y el ácido láctico en las piernas hace insufrible el trazado. Angulo, el ganador, llegó a la cima con una media de velocidad de 33,455 kilómetros por hora, algo que demuestra la verdadera importancia de su triunfo.

Bate su propio récord en la ascensión y detiene el reloj en un minuto y 39 segundos

El público fue, como siempre en esta prueba, el verdadero beneficiado. Presenciar una contrarreloj de estas características tan cerca del ciclista es un lujo para el amante de este deporte. Cada minuto, un rostros distinto;desencajado y en pleno esfuerzo.

Aventaja en tres segundos a Jefferson Cepeda y seis a Carmelo Urbano

Angulo es talento puro. El año pasado corrió con el equipo profesional LAAluminio y esta temporada se ha recalificado en la categoría. No tiene suerte del todo, le falta el último empujón para rematar los méritos que tanto tiempo lleva haciendo. El año pasado no estuvo en La Atalaya, el vencedor fue Cristofer Jurado, que además se llevó el último jersey amarillo de la vuelta. Ha venido a sucederle en el palmarés y para ello tendrá que defenderse hoy en una jornada que incluye cuatro ascensiones al Alto de La Montaña y mañana otras tantas al Alto de ElChuri. No son recorridos con grandes puertos, pero sí dos pequeñas emboscadas en las que el ritmo y los imprevistos pueden ser cruciales al final.

María Gil

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos