Ciclismo | Vuelta Cantabria

Óscar González, ganador de la Vuelta

Óscar González, ganador de la Vuelta
DM

El gallego del Supermercados Froiz enjuga en Maliaño la diferencia de 12 segundos con el cántabro Antonio Angulo para llevarse el último maillot amarillo

Marco García Vidart
MARCO GARCÍA VIDARTSantander

La emoción que no tuvo la Vuelta a Cantabria el año pasado –las centésimas que arrancó el panameño Cristofer Jurado en La Atalaya le valieron para ganar la general– ha llegado en esta edición de 2018. La tercera y última etapa trajo cambio de líder. Por apenas cinco segundos, el gallego Óscar González (Supermercados Froiz) se llevó el triunfo en la general después de enjugar la desventaja de 12 con la que partía respecto al hasta ayer líder, el cántabro Antonio Angulo (Rías Baixas), que al final ha sido segundo. Jefferson Cepeda (Caja Rural) ha ocupado la tercera plaza del podio.

Ver PDF

Los casi 150 kilómetros con inicio y final en Maliaño se iban a decidir, como era previsible, en el cuarto y último paso por El Churi. Poco antes, en un ya reducido pelotón de no más de 40 unidades, Angulo y Cepeda tensaban la cadena y cogían unos metros de ventaja. Pero su escarceo fue rápidamente neutralizado por el grupo. Al poco, saltaron ocho unidades: Carlos Gutiérrez (Gomur-Cantabria Deporte), Carlos Cobos (Caja Rural), Daniel Ania (Nesta MMR), Shoi Matsuda (Selección de Japón), Daniel Vargas (Telcom), Marti Márquez (Lizarte), Jacobo Ucha (Cambre) y Óscar González (Supermercados Froiz). De todos ellos, el gallego del Froiz era el mejor clasificado en la general, a sólo 12 segundos de Angulo.

Clasificaciones

El grupo viajó a toda velocidad y en las primeras estribaciones del último paso por El Churi sacaba 26 segundos a lo que quedaba de un pelotón en el que Angulo estaba sin compañeros de equipo que trabajasen para él. En la subida, el grupo de ocho unidades comenzó a estirarse hasta que Óscar González y el japonés Shoi Matsuda se quedaron al frente de la carrera.

El gallego y el nipón se plantaron solos ya en las calles de Maliaño. Las diferencias que tenían sobre un pelotón que había vuelto a recuperar la cuarentena de unidades hacían presagiar que la cosa iba a estar muy justa. En la recta de meta, Matsuda fue más rápido que el gallego del Froiz. Justo cuando González entró en meta, los cronómetros fueron marcando los segundos que le separaban del triunfo final en la Vuelta a Cantabria. José Daniel Viejo, el ganador el lunes en Vioño, dio tiempo al pelotón, que entraba a 17 segundos. Por apenas cinco, Óscar González conseguía el maillot amarillo más importante en cualquier vuelta: el último.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos