La Gimnástica vence al campeón de Liga

Los jugadores de la Gimnástica hicieron el pasillo al Laredo/
Los jugadores de la Gimnástica hicieron el pasillo al Laredo

El conjunto pejino, que no se jugaba nada y piensa ya en la fase de ascenso, apenas puso resistencia

ADELA SANZ

La Gimnástica ganó con claridad al Laredo y se sacudió ese complejo que hasta ahora le había impedido llevarse los tres puntos en sus partidos ante los equipos de la parte alta de la tabla. Los blanquiazules dominaron el choque de principio a fin. Fue el equipo que puso el juego, el que generó ocasiones y el que se fue al descanso con una ventaja de dos goles. El Laredo, encerrado en su campo y con cierta apatía, se limitó a defenderse y a buscar en alguna contra esporádica el modo de hacerle daño a los locales, pero sin conseguirlo.

2 GIMNÁSTICA

0 LAREDO

La primera ocasión del encuentro fue para los de Torrelavega, un remate de cabeza de Nando en un saque de esquina que golpeó en el larguero y a punto estuvo de sorprender a David. Fue el primer aviso serio en los primeros cinco minutos de partido. A partir de esa acción el conjunto local se adueñó del balón y puso cerco a la portería de su oponente, practicando un fútbol ágil, veloz, intenso y ofensivo. No dispuso, sin embargo, de más oportunidades para marcar hasta el remate de cabeza de Chus del Prado, que se fue por encima de la portería pejina.

Fueron avisos claros, una declaración de intenciones de la Gimnástica, preámbulo de los goles que llegarían en los minutos finales de la primera mitad. El primero de ellos, a diez del descanso, lo consiguió Siro tras un saque de falta de Cano. El centrocampista blanquiazul aprovechó el rechace de un defensor para batir a David, a quien se le coló el balón entre las piernas. Un gol justo y merecido para la Gimnástica. El segundo tanto lo logró en el último minuto José Luis, cuyo derechazo quedó fuera del alcance del portero rojillo.

Importante ventaja

Con este resultado, el equipo de Raúl Pérez llegaba al descanso con una importante ventaja, casi definitiva para la suerte del partido, y mostrando una de sus mejores versiones, para satisfacción de sus seguidores, ante el campeón. Un Laredo, todo hay que decirlo, más pendiente ya de la fase de ascenso que de pelear por defender tan solo su propio orgullo.

La segunda parte comenzó con una tónica similar a como transcurrió la primera: con la Gimnástica mandando en el campo, dueña de la posesión del balón, jugando casi siempre en el campo del Laredo y buscando ampliar su ventaja. El conjunto de Torrelavega necesitaba reivindicarse ante su afición disputando un buen encuentro ante el mejor equipo del campeonato.

El Laredo mejoró en la segunda mitad y adelantó un poco sus líneas después de un primer cuarto de hora agazapado en su propio terreno.

La segunda parte careció durante casi todo el tiempo de la intensidad de la primera y apenas hubo llegadas al área con cierto peligro: un par de ataques de los locales y una contra del Charles desde la reanudación hasta el minuto 70.

La Gimnástica pudo lograr el tercero a un cuarto de hora del final, pero el tanto fue anulado. Fue una jugada dentro del área con Platero rodeado de defensas que terminó con el delantero en el suelo y el balón acto seguido en el interior de la portería visitante. Una jugada confusa que sirvió para añadir un poco de chispa a un final de partido monótono. Acto seguido, en otra acción, esta vez a la contra, Platero pudo volver a marcar, pero en esta ocasión el balón se le fue rozando el palo izquierdo. En los últimos cinco minutos apenas hubo tiempo para nada más. Los dos equipos se limitaron a dejar correr el reloj y a esperar el pitido final.

La Gimnástica, con este triunfo, da un gran paso para lograr el segundo puesto. A falta de la disputa de la última jornada, en la que se enfrenta al Revilla, los torrelaveguenses tiene 82 puntos, tres más que el Cayón, que goleó al Buelna esta jornada y la semana que viene se enfrenta al Laredo.