Cuestión de mala suerte

Un jugador del Izarra trata de parar un avance de Pablo Cano en el encuentro disputado ayer en Merkatondoa./
Un jugador del Izarra trata de parar un avance de Pablo Cano en el encuentro disputado ayer en Merkatondoa.

Los torrelaveguenses tendrán que superar a los navarros en El Malecón la próxima semana para seguir adelante

JOSÉ TORRECILLA

La Gimnástica de Torrelavega perdió por la mínima ante el Izarra en Merkatondoa y tendrá que remontar la eliminatoria el próximo fin de semana en el partido de vuelta. En una desafortunada jugada, Camus marcaba en propia puerta el único tanto del encuentro que daba el triunfo a los navarros en el minuto 9. Los cántabros intentaron igualar el marcador pero apenas generaron peligro ante la meta contraria.

1 IZARRA

Contreras, Paris, Izco, Cabrera, Briñol, Palacios, Bruno (Coscolín m.91), Almagro, Pito, Seguro (Sagües m.83) y Baquedano (Álex m.55).

0 GIMNÁSTICA

Acero Pradero (colegio riojano). Mostró cartulina amarilla a los locales Cabrera, Briñol, Seguro y Baquedano, y a los visitantes Camus, Cano y Chapi.

árbitro
Acero Pradero (colegio riojano). Mostró cartulina amarilla a los locales Cabrera, Briñol, Seguro y Baquedano, y a los visitantes Camus, Cano y Chapi.
goles
1-0, m.9: Camus (p.p). 8 en un lance de ataque local que remata y rebota en un jugador contrario y entra al fondo de las mallas.
incidencias
Merkatondoa. 800 espectadores, con presencia de unos 150 seguidores de la Gimnástica.

En la segunda mitad el Izarra pudo matar el partido a la contra, incluso dispuso de un lanzamiento que se estrelló en el palo. El marcador no se movió y el choque finalizó con el 1-0.

La Gimnástica visitaba al tercer clasificado del grupo 15 de Tercera División, el Izarra, en la ida de esta segunda eliminatoria por el ascenso. Los navarros llegaban tras eliminar al Novelda en la ronda anterior ganando los dos partidos, en Estella y en tierras alicantinas.

El choque comenzó con bastante igualdad y dos equipos que tocaban el balón con cautela. Pero pronto iba a llegar el tanto para los locales. En el minuto 9 Pito se hizo con un rechace en el área pequeña y disparo a la meta de Pablo Herrero. El balón se coló en la portería de la Gimnástica tras golpear antes en Camus.

Con el marcador en contra, los torrelaveguenses se lanzaron en busca del área contraria y tres minutos más tarde dispusieron de una gran oportunidad para conseguir la igualada. El árbitro señalaba penalti a favor de la Gimnástica. Cristian tiró la pena máxima pero se la detuvo Contreras que adivinó la trayectoria del balón y consiguió despejarlo, evitando así el tanto de los visitantes.

El fallo dejó algo tocado al conjunto de Torrelavega al que le costó volver a entrar en juego. Mientras el Izarra tampoco inquietó la meta contraria. La Gimnástica trataba de combinar pero le costaba en un partido algo trabado. Pasada la media hora de juego mejoró el juego de los cántabros que consiguieron meter un poco en su campo al Izarra. Lo intentó la Gimnástica pero no consiguió perforar la meta contraria antes del descanso al que se llegó con el 1-0.

Sin cambios en ninguno de los dos equipos arrancó la segunda mitad. La Gimnástica intentó buscar el tanto del empate, consciente de la importancia de marcar en campo contrario para afrontar la vuelta con más garantías. Pero los visitantes no creaban excesivo peligro ante la meta contraria y el Izarra resultaba muy peligroso a la contra. Los navarros se cerraron bien atrás para evitar recibir un gol y a la vez intentaban aprovechar los espacios para montar jugadas rápidas en las que podía llegar su segundo tanto.

Tuvo la oportunidad el Izarra de marcar el 2-0 cuando estrelló el balón en el palo con un remate de Seguro en el minuto 79. Fue la mejor para los locales que por sensación de dominio y llegadas pudieron haber conseguido algún tanto más. Las tareas defensivas del Izarra hicieron que a la Gimnástica le costara un mundo llegar a la meta de Contreras. Los cántabros no estuvieron cerca del gol en ningún momento y su único remate con peligro fue en el lanzamiento de penalti.

En los minutos finales el equipo navarro se creció y asedió la meta contraria con continuos saques de esquina. Pero la mayoría de los remates de los jugadores locales terminaban saliendo desviados. Tampoco tuvo excesivo trabajo Pablo Herrero ya que los remates entre los tres palos fueron contados. El asedio del Izarra en este tramo final fue infructuoso ante una Gimnástica que se defendió bien y que acabó dando por bueno el 1-0 por su escaso bagaje ofensivo y los intentos locales de hacer algún tanto más. La eliminatoria se decidirá la próxima semana en El Malecón.

 

Fotos

Vídeos