Bundesliga

Alemania devuelve la sonrisa a Alcácer

Alcácer, celebrando un gol./AFP
Alcácer, celebrando un gol. / AFP

Tras una caótica última temporada en el Valencia y dos años sin apenás minutos en el Barcelona, el punta valenciano parece haber recuperado su mejor versión en el Borussia Dortmund

JACOBO CASTROMadrid

Paco Alcácer vuelve a ser feliz. El punta valenciano hizo un hat-trick en apenas media hora en la victoria de su equipo, el Borussia Dortmund, ante el Augsburgo por 4-3. El de Torrent anotó el tanto decisivo en el descuento de falta directa, un registro poco frecuente en él. Una muestra de que la confianza y el sentirse importante parecen haber cambiado a un futbolista que no se sentía así desde 2015.

El sueño de Alcácer comenzó en la temporada 2013/14, en la que hizo un grandísimo final de curso. Aquello le valió para empezar la 2014/2015 como delantero titular del Valencia. La apuesta le salió bien al conjunto 'che', que logró la clasificación para Liga de Campeones con un decisivo gol del delantero de Torrent en el campo del Almeria. Alcácer finalizó esa temporada con 14 goles entre Liga y Copa y siendo convocado con la selección española de forma asidua. Con apenas 22 años, todos le auguraban un gran futuro.

Pero las cosas se torcieron. La temporada siguiente fue desastrosa en el Valencia. Cuatro entrenadores, eliminados en la fase de grupos de la Champions, un 12º puesto en la Liga y una humillación del Barcelona en las semifinales de Copa. Alcácer terminó la temporada con 15 goles en todas las competiciones, pero, lastrado por el nivel de su equipo, fue perdiendo protagonismo en la selección hasta quedarse fuera de la citación para la Eurocopa 2016.

La gran decisión de su carrera

Esa temporada hizo al delantero valenciano tomar una decisión. En Agosto de 2016, Alcácer decidió aceptar la oferta del Barcelona y marcharse al Camp Nou. Sabía que iba como suplente de la mejor delantera del mundo en aquel momento (Leo Messi, Luis Suárez y Neymar). No le importó, quería intentarlo, pero no le salió bien.

Su primera temporada como culé se resumió en 27 partidos, sólo once como titular, en los que anotó ocho tantos. Sus únicas actuaciones destacables fueron una titularidad en un Clásico jugado en el Santiago Bernabeu, para el que Neymar estaba sancionado, y un gol en la final de la Copa del Rey en la que también partió desde el once inicial y para la que Luis Suárez estaba también suspendido.

Parecía una situación que no podía empeorar, pero lo hizo. En su segundo año jugó menos, 23 partidos, y marcó un tanto menos, siete. Y eso que con la salida de Neymar y la llegada de Valverde se podía pensar que contaría más. Lo cierto es que llegó incluso a ser habitual en el once en la primera parte de la temporada, jugando como extremo izquierdo. Finalmente, tras un par de lesiones, desapareció del equipo. En este último verano, Valverde apostó por Munir como delantero suplente y le mostró la puerta de salida.

Alcácer contó con ofertas de España, especialmente del Betis, pero finalmente apostó por irse cedido a Alemania, al Borussia Dortund, y parece que no se equivocó. En menos de dos meses como jugador del equipo alemán, el delantero ya suma los mismos goles que en su anterior temporada como culé. De hecho, sus buenas actuaciones le han servido para volver a la selección española de la mano de Luis Enrique. La apuesta de Lucien Favre por él y su afán de volver a ser el que fue han llevado a Paco Alcácer a recordar a aquel prometedor joven del Valencia.

 

Fotos

Vídeos