El Espanyol complica la final soñada por el Athletic

Aduriz celebra su golazo.  /
Aduriz celebra su golazo.

El equipo blanquiazul fue superior al inconsistente conjunto de Valverde, al que salvó el palo en un par de ocasiones

AMADOR GÓMEZ

El Espanyol complicó este miércoles la final soñada por el Athletic. El equipo bilbaíno aspira a repetir contra el Barça la lucha por la corona copera para intentar vengarse de los títulos perdidos ante los azulgrana en 2009 y 2012, pero ahora se ve obligado a dar un paso al frente en Cornellà y a mejorar su defensa y ataque, que pese al golazo tempranero de Aduriz -ensombrecido por otro gran tanto de Sergio Sánchez-, fue insuficiente en San Mamés para doblegar a los pericos.

En una cita marcada en rojo en el calendario del Athletic para dar el primer paso hacia una final que este año desea disputar en su propio estadio, el equipo de Ernesto Valverde se mostró demasiado irregular e inconsistente, como está está demostrando en la Liga, mientras que el Espanyol fue siempre superior e incluso, como ocurrió en el segundo tiempo, tuvo oportunidad de acercarse aún más al partido definitivo. Lo impidió el palo en un par de ocasiones. Antes del cabezazo al poste de Víctor Álvarez cuando el choque se acercaba a su fin, también al inicio del segundo tiempo, tras un zurdazo desde la izquierda del siempre temible Sergio García, que ya pudo dar un golpe letal al Athletic. Los locales evidenciaron sus problemas para manejarse con el balón frente a un rival muy sólido atrás que siempre estuvo muy cómodo, no se dedicó exclusivamente a defender, y confirmó el peligro que se esperaba a la contra.

1 ATHLETIC

Herrerín, Iraola (Ibai, min. 80), Gurpegui, Etxeita, Aurtenetxe, Beñat, San José, Susaeta (Viguera, min. 67), De Marcos, Muniain (Aketxe, min. 67) y Aduriz.

1 ESPANYOL

Pau, Arbilla, Colotto, Héctor Moreno, Fuentes, Lucas Vázquez, Javi López (Salva Sevilla, min. 88), Víctor Sánchez, Víctor Álvarez (Montañés, min. 90), Stuani (Caicedo, min. 70) y Sergio García.

ÁRBITRO
Del Cerro Grande (Madrileño). Tarjetas amarillas a Gurpegui, Herrerín y Montañés.
GOLES
1-0. Minuto 11. Aduriz. 1-1. Minuto 35. Víctor Sánchez.
INCIDENCIAS
Partido de ida de semifinales de la Copa del Rey, disputado en San Mamés. Casi lleno.

La genial vaselina de Aduriz que adelantó al Athletic hacía presagiar una gran noche en San Mamés, pero el equipo se fue diluyendo sin remedio, ausente de fluidez ofensiva y de oportunidades, y el Espanyol no sólo no sufrió ante el inoperante ataque de los leones, sino que dio su respuesta en forma de gol, también al contragolpe, tras un mal despeje de Aurtenetxe aprovechado por Sergio Sánchez desde la media luna que cayó como un verdadero jarro de agua fría en Bilbao. Un derechazo con doble valor en caso de empate en esta eliminatoria que antes de comenzar aparecía teñida de rojiblanco ahora ha tomado color blanquiazul.

El Espanyol de Sergio González, que, alejado de presión exterior, no deja de crecer y sorprender, se encargó de dar un inesperado golpe a un Athletic que cuando estuvo con ventaja no sacó provecho de un dominio estéril y cuando se encontró con la igualada estuvo temeroso de encajar otro gol que le dejase casi sentenciado antes de acudir a Barcelona. Con fútbol tan pobre, falta de contundencia ofensiva y muchos errores defensivos, aún pudo ser peor para el Athletic en la recta final si Víctor Álvarez, sin oposición, no hubiese mandado al palo, cuando Herrerín ya estaba batido. Faltaban sólo cinco minutos para el final cuando el Espanyol tuvo esa grandísima ocasión para llevarse la victoria en San Mamés. Y fue una oportunidad aislada, porque el Athletic no dejó de sufrir en toda la segunda parte ante el descaro, las combinaciones y el control que en todo momento tuvieron los pericos. El Athletic acusó la ausencia del sancionado Laporte en el centro de la defensa, pero su inferioridad se puso de manifiesto en todas las líneas.