La ambición del Athletic asusta al Espanyol

Álvaro González (d) despeja ante Aduriz. /
Álvaro González (d) despeja ante Aduriz.

El equipo de Ernesto Valverde resurge con brío en Cornellà, resuelve en menos de 45 minutos y disputará su tercera final de Copa en siete años

AMADOR GÓMEZMadrid

Después de su pobre partido de ida en San Mamés, donde el Athletic pudo quedar casi sentenciado por el Espanyol, la ambición del equipo bilbaíno asustó en Cornellà a un conjunto local al que, en su encuentro más importante desde la final de la UEFA de 2007, le pudo la presión y fue sometido en su propio estadio por los de Ernesto Valverde. El Athletic impidió una final catalana 58 años después y serán azulgrana y rojiblancos, los 'reyes de copas', los que reeditarán el 30 de mayo la lucha por el título de 2012. El 1-1 del primer encuentro de la eliminatoria entre 'leones' y 'pericos' daba una ligera ventaja al Espanyol, pero el Athletic, con la necesidad de ir a por el gol desde el pitido inicial de la vuelta, respondió a lo grande en cita tan trascendental y dejó resuelto su pase a la final antes del descanso. El Athletic puso el brío y el juego y el inexperto Espanyol, excesivamente nervioso y a merced del rival durante toda la primera parte, reaccionó demasiado tarde para intentar la remontada y la proeza.

0 Espanyol

Pau, Arbilla, Álvaro, Héctor Moreno, Fuentes, Lucas Vázquez (Salva Sevilla, min. 70), Víctor Sánchez, Cañas, Víctor Álvarez (Caicedo, min. 48), Stuani y Sergio García.

2 Athletic Club

Herrerín (Iraizoz, min. 65), Iraola, Gurpegui, Etxeita, Balenziaga, San José, Rico, Williams (Laporte, min. 90), Muniain (Beñat, min. 84), De Marcos y Aduriz.

Árbitro
Martínez Munuera (Valenciano). Tarjetas amarillas a De Marcos (no jugará la final), Cañas, Héctor Moreno, Stuani y Arbilla y Álvaro.
Goles
0-1. Minuto 13. Aduriz. 0-2. Minuto 42. Etxeita.
Incidencias
Partido de vueltas de semifinales de la Copa del Rey, disputado en el Power8 Stadium. Casi lleno. Unos 35.000 espectadores.

Un tempranero gol de Aduriz, determinante para que el Athletic dispute su tercera final en siete años, y otro a balón parado de Etxeita cuando se llegaba al descanso, permitieron al Athletic dar el paso definitivo para repetir batalla por la Copa contra el Barça tres años después. Los 'leones', con la decisión y el empuje que se esperaba de ellos en campo blanquiazul, acabaron muy pronto con el fervor del Espanyol y su afición, porque aunque el 0-1 no era definitivo, sí confirmó que el Athletic había planteado mucho mejor el partido, mientras que el equipo dirigido por Sergio Sánchez, excesivamente temeroso e impreciso, comprobaba que era inferior y, tan replegado, ya se le escapaba el sueño de la final.

Resurgió el Athletic en el momento más necesario, en uno de sus mejores partidos de la temporada y, en menos de 45 minutos dio la estocada definitiva al Espanyol, aunque los 'periquitos' no quisieron rendirse pese a dos goles en contra que le obligaban a marcar tres en la segunda parte. A falta de fútbol y cabeza, los 'periquitos' recurrieron al corazón y al orgullo en el segundo tiempo, pero la final ya estaba en manos del Athletic, que en el primero había dominado por completo, siempre al ataque, y había sabido jugar muy bien sus bazas. Valverde y los suyos salen potenciados tras el partido de Cornellà, donde el Athletic quiso ser siempre protagonista y dio un paso adelante, con un sólido centro del campo y un ataque que también mejoró con Muniain como mediapunta en vez de tirado a la banda. Por la derecha también deslumbró la velocidad de Williams, que firmó un gran encuentro. Las únicas malas noticias para el Athletic fueron la amarilla a De Marcos que le dejará sin final y la lesión muscular de Herrerín.