«Es una vergüenza que Florentino pueda decidir sobre la final, parece el dueño de España»

El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, tras declarar como testigo en la Audiencia Nacional/
El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, tras declarar como testigo en la Audiencia Nacional

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, cree que «le puede más no ver ikurriñas y senyeras que otra cosa»

COLPISAbilbao

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, ha considerado "escandaloso" que el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, "puede decidir" dónde se juega la final de la Copa del Rey, que disputarán en mayo el Athletic de Bilbao y el Barcelona, y para la que no tiene intención de ceder el estadio de Santiago Bernabéu. "Parece el dueño de España", ha dicho el político nacionalista en una entrevista en Radio Euskadi.

Ortuzar ha manifestado que a "cualquier ciudad" le gustaría acoger dicha cita y ha sugerido que "parece" que Florentino Pérez "no quiere ver ni ikurriñas ni señeras" en su campo. "En cualquier caso, donde no nos quieren, no vamos. Ellos se lo pierden", ha puntualizado el presidente del PNV.

"Si hay que elegir vayamos a Inglaterra a un campo inglés"

indignación en el pnv

En una línea parecida se ha expresado el candidato a diputado general de Bizkaia por el PNV, Unai Rementeria, que ha calificado de "increíble" que el Santiago Bernabéu se niegue a celebrar la final. "Si hay que elegir vayamos a Inglaterra a un campo inglés, y si quiere venir la Reina de Inglaterra y el Rey español pues adelante", ha ironizado.

El pasado jueves, el portavoz del Gobierno vasco defendió la idoneidad del estadio merengue para esta cita. "Pocas veces dos equipos de fútbol que se van a enfrentar pueden tener un consenso tan amplio como en este caso, que nadie hace ascos a la hipótesis de que se celebre en Madrid", señaló Josu Erkoreka.

La polémica sobre la sede que albergará la final de la Copa del Rey, cuyo escenario se decidirá el 25 de marzo, se repite. En 2012 unas obras en los baños del Santiago Bernabéu sirvieron como excusa para negarse a acoger un encuentro que finalmente se disputaría en el Vicente Calderón. En esta ocasión serían los posibles partidos del Castilla para la fase de ascenso a Segunda A los que sirvieran de argumento para evitar esta circunstancia.

Florentino Pérez, como viene siendo habitual en los últimos años, no acudió el sábado a San Mamés pero tampoco a su habitual cita con el Castilla de Zinedine Zidane en Valdebebas. Prefirió celebrar su cumpleaños en la intimidad de su domicilio.