Los alcaldes de Barcelona y Bilbao creen que el rey no querría suspender la Copa por los pitidos

Los jugadores del Athletic y del Barcelona posan momentos antes dde la final de la Copa del Rey de 2012. /
Los jugadores del Athletic y del Barcelona posan momentos antes dde la final de la Copa del Rey de 2012.

Ibon Areso (PNV) y Xabier Trías (CDC), han opinado que el rey Felipe VI no estaría de acuerdo con la anulación del encuentro

AGENCIASBilbao

Los alcaldes de Bilbao y Barcelona, Ibon Areso (PNV) y Xabier Trías (CDC), han opinado que el rey Felipe VI no estaría de acuerdo con la suspensión del partido de la final de la Copa de fútbol, que enfrentará al Athletic de Bilbao y al Barcelona, aunque se oyeran pitidos contra su persona.

Trías ha opinado que el rey no estaría conforme porque "es inteligente", mientras que Areso ha añadido que suspender la celebración del encuentro constituiría "un auténtico escándalo". Ambos regidores se han referido así, en declaraciones a los medios de comunicación, a la polémica sobre el estadio en el que se disputará la final y a las voces que se han mostrado partidarias de su suspensión si se produce una pitada al rey o al himno nacional.

Poco antes de participar en el acto de apertura de la Cumbre de la Cultura de Ciudades y Gobiernos Locales (CGLU), que se celebra en la capital vizcaína, Areso ha asegurado no entender "las reservas" de algunas ciudades a acoger esta cita porque "un alcalde debe buscar la economía y el empleo; primero es comer y luego, filosofar", ha dicho. Ha considerado que un "sitio central" sería Madrid por su ubicación y capacidad hotelera, aunque ha reconocido que "ni el club (el Real Madrid) ni la alcaldía parece ser que están muy por la labor". "No termino de entenderlo", ha insistido.

"Lo que nos preocupa de la Copa es ganarla", ha resaltado, y ha añadido que no quiere "nada malo" para el Barcelona, pero "ya ha ganado muchas cosas. Tampoco hay que acaparar, y hay que dejar un poco para los más modestos". "Como alcalde y como socio, terminar el mandato recibiendo al Athletic en el Ayuntamiento sería lo más", insistió.

Trías ha afirmado, por su parte, que el "fútbol es pasión" y ha criticado que se intente llevar la pasión a la política. "Confundir ambas cosas y llevarlas a no se qué terrenos es una gran equivocación; el deporte debe unirnos, no separarnos, pero hay gente que entiende que estas cosas son útiles para sacar provecho político", ha dicho.