Fútbol

La guerra de los derechos televisivos

Una operadora de cámara durante la retransmisión del un partido./Avelino Gómez
Una operadora de cámara durante la retransmisión del un partido. / Avelino Gómez

El Consejo de la Comisión Nacional de los Mercados y Competencias asegura que los clubes de Segunda B y Tercera son titulares de sus derechos de imagen

Leila Bensghaiyar
LEILA BENSGHAIYAR

La Liga arranca el día 26 de agosto y la Federación Española de Fútbol (RFEF) aún no se ha pronunciado sobre la posibilidad de comercializar los derechos televisivos de Segunda División B y Tercera, una intención que anunció el pasado 29 de junio mediante una circular. Tanto Racing como Gimnástica están pendientes de la decisión que tome la Española ya que sus ingresos de cara a la nueva temporada pueden incrementarse. Al menos esa era la intención de la Federación, que dice ostentar los derechos televisivos de sendas competiciones para «mejorar las condiciones económicas» de ambas categorías y también «los intereses del fútbol no profesional». Aunque las aspiraciones de la Española pueden verse truncadas.

El pasado 19 de julio el secretario del Consejo de la Comisión Nacional de los Mercados y Competencias (CNMC) dictó resolución confirmando que los Clubes de Segunda División B y Tercera son titulares de sus derechos de imagen. Una resolución contraria a la postura que mantiene la Española. Según la página web de ProLiga la resolución se dictó en el procedimiento incoado en el año 2017 como consecuencia de la denuncia que la propia ProLiga presentó ante conductas de la Federación Española y que entendía podrían ser contrarias a la Ley de Defensa de la Competencia y del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea. Concretamente por el apercibimiento de la RFEF y de algunas Federaciones Territoriales de no envío de árbitros o de suspensión de partidos en el supuesto de que se retransmitiese un partido sin contar con autorización previa por parte de la RFEF.

La Española en su comunicado a los clubes puso especial énfasis en advertirlos de que se abstuviesen de «negociar, suscribir o ejecutar cualquier tipo de acuerdo que pudiera y/o influir sobre tales derechos», ya que la Federación ostenta los derechos de las competiciones que organiza. Sin embargo, el Consejo de la CNMC entiende que no existen actos de competencia desleal en caso de que los clubes decidan comercializar sus derechos televisivos ya que la RFEF no ha vetado retransmisiones de ningún encuentro de Tercera y Segunda División B.

La Española quería comercializar la retransmisión de los partidos del fútbol modesto

El Racing, que durante tres años ha ofrecido los partidos que se disputaban en los Campos de Sport a través de la productora cántabra Holastream, ya manifestó hace menos de un mes que si la RFEF no se pronunciaba de manera firme antes del inicio de la Liga, continuarían retransmitiendo los encuentros a través de Holastream tal y como han hecho hasta ahora. La única diferencia con respecto al año pasado es que el club no comercializará el bono a precio reducido que permitía a los aficionados visionar en directo los 19 partidos que el Racing disputó en los Campos de Sport. La decisión radica en que la entidad no quiere pillarse los dedos y no contravenir las directrices de la RFEF.

Por su parte, en la Gimnástica no contemplan la posibilidad de contar con una productora para ofrecer los partidos del club blanquiazul. Los ingresos por derechos televisivos son causa y solución de muchos de los problemas en el mundo del fútbol. Y si además se trata de fútbol modesto, este axioma se intensifica. Y eso sí que lo saben bien en el club de Torrelavega. Para los blanquiazules ver crecer sus arcas en el nuevo curso «vendría de maravilla», reconoce el director deportivo Carlos Bolado 'Chalana'. Una opinión que comparte con el presidente de la entidad, Tomás Bustamante. «Nos habían comentado que de salir adelante supondría un aumento del 30% en los ingresos. Es interesante y habrá que ver como solventarlo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos