Keylor Navas, el único que demuestra a Solari que está equivocado

Keylor Navas, durante un entrenamiento con el Real Madrid. /EFE
Keylor Navas, durante un entrenamiento con el Real Madrid. / EFE

La derrota en Leganés sólo salva a Vinicius, apuesta decidida del técnico por su guerra con Isco, y al portero costarricense

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZMadrid

«Lo ha hecho muy bien. Siempre está al nivel. Se entrena bien y además es un gran portero. No lo voy a descubrir yo ahora», se limitó a responder Santiago Solari tras la derrota copera ante el Leganés cuando se le preguntó si estaba satisfecho con el rendimiento de Keylor Navas, que fue defenestrado por el técnico argentino en la Champions para quedarse exclusivamente como guardameta del Real Madrid en la Copa del Rey. Navas jugó también el último partido de Liga en el Villamarín ante el Betis (1-2), pero fue como consecuencia de la lesión muscular de Thibaut Courtois, aunque el belga ya ha regresado a los entrenamientos y podría incluso reaparecer el sábado contra el Sevilla en el Bernabéu.

Con sus grandes paradas en la recta final de otro pésimo partido del Real Madrid, Keylor evitó el sufrimiento del equipo blanco en Butarque, donde el conjunto dirigido por Solari, además de seguir lastrado por la falta de gol que obliga a fichar un '9' con urgencia, volvió a demostrar que continúa sin un plan de juego y, en esta ocasión con experimento fallido incluido por parte del entrenador, que pronto dio marcha atrás de su idea inicial de Marcelo como interior izquierdo por delante del lateral Reguilón. También evidenciaron la mayoría de futbolistas del Real Madrid, una vez más, su pobre estado de forma. Excepto Vinicius y el citado Navas, que aprovechó una nueva oportunidad para, al menos, reafirmarse en la Copa. Es el único título que le falta por conquistar al portero costarricense, que ha llegado a un acuerdo con el club blanco para renovar un año más, hasta 2021, aunque ello no significa que tenga la puerta cerrada para abandonar el Madrid al término de la presente temporada.

Aparte del prometedor y valiente Vinicius, que sigue dejando detalles de futura estrella y por quien ha apostado de forma decidida Solari al prescindir de Isco por la guerra que el argentino mantiene con el malagueño, Keylor es el único que está demostrando al técnico que se equivocó al empujarle de mala manera a la suplencia en la Liga de Campeones, después de haber defendido la portería del Madrid en los tres primeros partidos. Aunque Navas encajó dos goles en sus tres jornadas (en la derrota por 1-0 ante el CSKA en Moscú y en la victoria por 2-1 frente al Viktoria Pilsen en el Bernabéu tras un estreno estelar contra la Roma, con una goleada por 3-0 que se quedó corta), Courtois se ha llevado tres tantos en otras tres, aunque en un solo partido, en el lamentable cierre de la fase de grupos, con un 0-3 ante el CSKA.

La crisis del Real Madrid es tan evidente que, tanto con Courtois como con Navas, el campeón de Europa ha perdido ya esta temporada nada menos que diez partidos, más que en toda la campaña pasada. La decena de derrotas ha llegado en 32 encuentros, lo que significa que los blancos, en una peligrosa dinámica cuesta abajo que ha sumido a sus aficionados en la indeferencia, pierden uno de cada tres partidos. En la Copa, pese a la clasificación para cuartos, llegó su primera derrota en Butarque tras el 10-1 del global de la eliminatoria ante el Melilla y el 3-0 de la ida de cuartos en el coliseo blanco, que se va quedando vacío ante el triste devenir de un equipo que ya sólo se puede agarrar, aunque esta vez sin Cristiano Ronaldo, al milagro de la Copa de Europa.

Aunque Courtois ha salvado al Real Madrid esta temporada en más de una ocasión y se encuentra entre los mejores porteros del mundo, cada vez que Keylor ha tenido oportunidad también se ha erigido como un gran guardameta, que suma a sus cualidades físicas una fe inquebrantable que no ha podido vencer aún la insistencia del club por fichar a un portero reconocido y de nivel que le arrebatase el puesto en la Liga y en la Champions. En la Liga Keylor Navas jugó las dos primeras jornadas (2-0 al Getafe en el Bernabéu y 1-4 al Girona en Montilivi), antes de que Julen Lopetegui concediese la titularidad a Courtois, aunque el predecesor de Solari siguió confiando en el costarricense en la Champions. Fue el argentino, quien pese a que tiene contrato hasta 2021 no seguirá la próxima temporada, quien cortó de cuajo el camino del portero de las tres últimas Champions, que cada vez que participa demuestra nivel para ser titular. Caso contrario es el de Isco, que tuvo minutos pero marró una clara opción de gol y volvio a irse sin brillar.