Escándalo

Un furibundo Messi eclipsa la Copa América

Messi, durante el lance con Medel que les costó su expulsión el sábado. /AFP
Messi, durante el lance con Medel que les costó su expulsión el sábado. / AFP

La Conmebol califica de «inaceptables» las acusaciones del astro argentino, que denuncia «corrupción» y proclama que la competición «está armada para Brasil»

MANUEL CABELLORío de Janeiro

Todo estaba preparado para que este domingo fuera la gran fiesta del fútbol sudamericano, con la disputa de la final de la Copa América 2019, pero las declaraciones en la víspera de Lo Messi hizo saltar todo por los aires: «La Copa está armada para Brasil».

El delantero del FC Barcelona, habitualmente comedido en sus declaraciones, explotó el sábado después de ser expulsado, en un lance con Gary Medel, que también vio la roja, en la primera parte del partido que ganó Argentina a Chile (2-1) por el tercer puesto.

«Creo que nosotros no tenemos que ser parte de esta corrupción, de esta falta de respeto que se nos hizo en esta Copa», declaró en zona mixta Messi, que no acudió a la ceremonia en la que los argentinos recibieron una medalla por su tercer puesto.

«Lamentablemente la corrupción, los árbitros y todo eso no permite que la gente disfrute del fútbol, del 'show' y lo arruina un poco», agregó Messi, quien atribuyó su expulsión a las críticas que lanzó a la actuación del árbitro ecuatoriano Roddy Zambrano en la semifinal que la Albiceleste perdió contra Brasil (2-0) el pasado martes.

«Creo que la expulsión fue por lo que dije. Mis palabras tuvieron repercusiones, pero siempre hay que ser sincero. Soy honesto», dijo el capitán albiceleste, que se negó a asistir a la ceremonia de la entrega de medallas por el tercer puesto.

«Creo que nosotros no tenemos que ser parte de esta corrupción, de esta falta de respeto que se nos hizo en esta Copa», denunció. Y siguió disparando: «Lamentablemente la corrupción, los árbitros y todo eso no permite que la gente disfrute del fútbol, del 'show' y lo arruina un poco».

«Creo que no hay duda de que Brasil está para salir campeón. La Copa está armada para Brasil y ojalá el VAR y los árbitros no tengan nada que ver en la final y Perú pueda competir, porque tiene equipo para hacerlo, pero lo veo difícil», aventuró.

Horas después del partido y ante la magnitud de las palabras de Messi, recogidas por toda la prensa internacional, la Conmebol calificó de «inaceptables» e «infundadas» estas acusaciones, que representan «una falta de respeto a la competencia, a todos los futbolistas participantes» y al propio organismo rector del fútbol sudamericano.