El 'ingeniero del área' cumple su sueño

Eulogio Gárate posa con una bufanda del Eibar. /
Eulogio Gárate posa con una bufanda del Eibar.

«Abuelete y en la recta final», Gárate celebra el enfrentamiento de su Atlético y Eibar del alma en el Calderón.

IGNACIO TYLKOMadrid

Ni en el mejor de sus sueños el mítico José Eulogio Gárate, uno de los grandes delanteros españoles de todos los tiempos, podría imaginarse que el Atlético de Madrid y el Eibar, sus dos equipos del alma con permiso del Indautxu, se enfrentarían este sábado en el Vicente Calderón y en la máxima categoría. Se midieron dos veces en Segunda pero ahora la historia depara un duelo histórico entre el vigente campeón de Liga y un debutante en Primera que se estrenó con victoria ante el vecino rico de la Real Sociedad, gracias a un golazo de Javi Lara en Ipurua.

«Es algo insólito, increíble, un acontecimiento que nadie en su sano juicio podría pensar, pero el Eibar se lo merece por su gestión y su trabajo. Representa a un pueblo de 30.000 habitantes y tiene menos de 4.000 socios, pero hay que alabar su gestión técnica y financiera. El déficit cero no existe en el fútbol, pero el Eibar es una excepción, es un ejemplo para ser estudiado y copiado», explica el 'ingeniero del área', que no celebraba los goles por respeto a los rivales.

Asegura que siempre llevará en el corazón a este club «entrañable» en el que jugó y brilló entre 1961 y 1965. Alcanzaban el éxito en Tercera pero no podían subir en la promoción a Segunda. «Entonces el futbolista disfrutaba del entorno y de la ciudad porque no existían los grandes medios de comunicación. Era la época del blanco y negro y del barro en los campos. Ha pasado medio siglo. Parece que fue ayer, pero ya somos abueletes y estamos en la recta final», cuenta Gárate, enciclopedia viva del fútbol, subcampeón de Europa y ganador de una Intercontinental, tres Ligas, dos Copas de España y tres pichichis con el Atlético, e internacional absoluto en 18 ocasiones.

Gárate está muy unido a Eibar porque nació en Argentina pero su abuelo, que tuvo que huir durante la guerra, fue teniente alcalde republicano de la localidad. Fue aficionado del equipo y luego jugador. «Siempre pregunto por su resultado del fin de semana y la sorpresa es que no pierde. Es un equipo duro, correoso, bien trabajado y con calidad suficiente para estar donde está».

Concede «enorme mérito» Gárate al técnico Gaizka Garitano y le compara con el 'Cholo' Simeone porque han sabido extraer el máximo rendimiento de sus jugadores con menos medios que sus rivales. «Mantienen un espíritu altísimo en sus equipos».

Siempre generoso, Gárate, retirado en su día de forma anticipada por un hongo que destrozó su rodilla, considera que «este Atlético es el mejor de la historia», no el que el delantero lideraba y perdió de forma dramática aquella final de Heysel ante un imponente Bayern de Múnich.

Los primeros pasos de Xabi Alonso

Curiosamente, el técnico Gaizka Garitano, sobrino del futbolista Ander Garitano, jugaba en ese Eibar que el 19 de enero de 2002 cayó por 1-0 en el Vicente Calderón, fruto de un gol de penalti del uruguayo Diego Alonso. Y el 'Mono' Burgos, hoy segundo técnico rojiblanco, era el portero del equipo que entrenaba en el 'infierno' Luis Aragonés y que al final ascendió a Primera.

Pero hay todavía más curiosidades. Una campaña antes, el 18 de noviembre de 2000, también en Segunda, el Atlético de Marcos Alonso y el Eibar de Blas Ciarreta empataron (1-1) en el Calderón. Salva adelantó a los madrileños y Sendoa igualó nada más entrar al campo en sustitución de Xabi Alonso, que empezaba a destacar con sólo 18 años. Este sábado, ya con más pompa y boato, armeros y colchoneros afrontan su tercer compromiso en El Manzanares. Verlo para creerlo.