Las Palmas rema del 0-3 al 3-3

Iago Aspas lucha por un balón con Pedro Bigas./
Iago Aspas lucha por un balón con Pedro Bigas.

El Celta se quedó con diez y desperdició la gran ventaja que obtuvo en la primera parte

EFE

La Unión Deportiva Las Palmas y Celta de Vigo disputarán mañana un partido lleno a priori de atractivos, por la vistosa apuesta de fútbol de ambos equipos, pero con dinámicas cruzadas en cuanto a los marcadores obtenidos de forma reciente en el campeonato doméstico.

Los isleños ha demostrado mejor juego que resultados en las últimas cinco jornadas, en las que no conocen la victoria, mientras que los celestes, en ese mismo lapso, han sumado cuatro triunfos, y el último de ellos con goleada ante el Deportivo en el derbi gallego disputado en Balaídos.

La Unión Deportiva afronta el primero de los dos compromisos seguidos en casa -el sábado siguiente recibirá al Éibar- con la necesidad de plasmar en el marcador la estela de fútbol que va dejando, pero sin la efectividad de las primeras jornadas, como ya demostró en su último partido en casa ante el Espanyol, el primero en el que se quedó sin marcar esta temporada.

Quizá le ayude mañana el hecho de recuperar como delantero centro al croata Marko Livaja, una vez cumplida su sanción por acumulación de amonestaciones.

El resto del equipo podría ser el mismo que perdió el pasado domingo con polémica arbitral en Villarreal en el tiempo de prolongación (2-1).

En ese partido sufrió una fractura maxilar el lateral Míchel Macedo, pero el brasileño podrá jugar con una máscara de protección con la que ya se ha entrenado durante esta semana.

Quique Setién, entrenador del equipo local, tiene a todos sus futbolistas disponibles, incluido a Tana, pese a llevarse un golpe en el entrenamiento del pasado jueves, por lo que tendrá que descartar por decisión técnica a siete futbolistas de su amplia plantilla.

El Celta de Vigo visita Las Palmas con el doble objetivo de prolongar su escalada en la clasificación y acabar con el maleficio del Estadio de Gran Canaria, donde no gana desde el 2001.

El conjunto dirigido por Eduardo "Toto" Berizzo ha dejado atrás su mal arranque liguero, con un sólo punto en las cuatro primeras jornadas, y ni siquiera la goleada encajada frente al Villarreal en el Madrigal (5-0) ha frenado a un equipo que ha sumado doce de los últimos quince puntos en juego.

Resultados positivos que han reforzado a un Celta que llega a Canarias eufórico tras golear al Deportivo de la Coruña en el derbi gallego, en un partido en el que Iago Aspas tuvo un protagonismo mayúsculo.

El delantero gallego volverá a ser el referente ofensivo frente al conjunto dirigido por Quique Setién, con el chileno Fabián Orellana, en un gran momento de forma tras superar su lesión, y Pione Sisto, que sustituirá al belga Theo Bongonda, en las bandas.

La entrada del joven centrocampista danés y del mediocentro Marcelo Díaz serán, en principio, las novedades que presente el Celta en Gran Canaria, sin descartar que Sergi Gómez, que no pudo jugar el clásico del fúbol gallego, entre en la línea defensiva, lo que llevaría al argentino Facundo Roncaglia a uno de los laterales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos