Cristiano Ronaldo acepta dos años de cárcel y pagar 18,8 millones a Hacienda

Cristiano Ronaldo, en un entrenamiento con la selección de Portugal. / Foto: Afp | Vídeo: Europa Press

El delantero del Real Madrid alcanza un acuerdo con la Abogacía del Estado, que deberá ser ratificado por la Agencia Tributaria, en el que se declara culpable de cuatro delitos fiscales

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOTMadrid

El calvario judicial de Cristiano Ronaldo toca a su fin. El delantero del Real Madrid ha alcanzado un acuerdo con la Abogacía del Estado por el que se declara culpable de cuatro delitos fiscales y acepta una pena de dos años de cárcel, así como el pago de una multa de 18,8 millones de euros. El pacto, que deberá recibir el visto bueno de la Agencia Tributaria, que fue el organismo que denunció al luso por un presunto fraude fiscal de 14,7 millones de euros cometido entre 2011 y 2014 en relación con sus derechos de imagen, no conllevaría la entrada en prisión del futbolista.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Pozuelo de Alarcón investiga desde el pasado año a Cristiano Ronaldo por un presunto delito contra la Hacienda Pública, ante la posible existencia de una infracción penal prevista y penada en los artículos 305 y 305 bis del Código Penal. Según señaló la Fiscalía en su denuncia, el astro se benefició de una estructura societaria creada en 2010 para ocultar al fisco las rentas generadas en España por los derechos de imagen, algo que supondría un incumplimiento «voluntario» y «consciente» de sus obligaciones fiscales en España.

Aunque el portugués y sus asesores siempre han defendido que el jugador del Real Madrid nunca tuvo intención de defraudar impuestos en España, como demostraría la regularización voluntaria de 2014, una de las responsables de la inspección afirmó en su día ante la juez que el futbolista debería estar en la cárcel ya que ése ha sido el destino de «contribuyentes con fraudes de 120.000 euros».

Ante esa tesitura, y con la instructora determinada a abrir juicio oral contra el deportista, Cristiano Ronaldo presentó hace unas semanas una propuesta ante la Agencia Tributaria en la que planteaba pagar 14 millones de euros y aceptar su culpabilidad por los cuatro delitos fiscales que se le imputan. La oferta suponía un considerable avance respecto a la que había planteado en marzo, consistente en el pago de unos cuatro o cinco millones de euros, y que la Agencia Tributaria rechazó al considerarla «muy insatisfactoria». La Abogacía del Estado respondió con una contrapropuesta al último planteamiento de Cristiano Ronaldo que finalmente han aceptado los abogados del crack de Madeira que eleva a 18,8 millones de euros la cantidad que tendrá que abonar el madridista para cerrar un proceso que amenazaba con llevarle a la cárcel.

Último escollo

La pelota queda ahora en el tejado de la Agencia Tributaria, que tendrá que aceptar o rechazar el acuerdo entre Cristiano Ronaldo y la Abogacía del Estado. En caso de decantarse por esta última opción, el pacto quedaría en papel mojado.

El principal escollo es que aunque el futbolista acepta dos años de prisión, seis meses por cada uno de los cuatro delitos fiscales que se le atribuyen, espera que la pena sea sustituida por otra multa. Hacienda no es proclive a ese escenario. Su intención es que el luso sea condenado a dos años de cárcel, de modo que, aunque no entre en prisión porque la condena quede suspendida, el delantero cuente con antecedentes.

La Fiscalía acusa a Cristiano Ronaldo de cuatro delitos contra la Hacienda Pública cometidos entre 2011 y 2014 y que representan un fraude tributario de 14.768.897 euros. Las cantidades presuntamente defraudadas ascendería a 1,39 millones en 2011, 1,66 en 2012, 3,2 en 2013 y 8,5 en 2014. Sin embargo, el acuerdo alcanzado entre el luso y la Abogacía del Estado rebaja el fraude cometido de 14,7 a 5,7 millones de euros, aunque el futbolista tendrá que pagar casi 19 millones entre intereses y multas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos