Jornada 23

El Atlético se abona a la victoria por la mínima

El Atlético se abona a la victoria por la mínima

El equipo rojiblanco se adelantó en el primer minuto con un gol de Griezmann y se limitó a no conceder apenas ocasiones para amarrar la victoria

JULIÁN ALÍA

Volvió el Atlético a ganar por un gol a cero. El octavo triunfo de esta manera de la temporada. Al equipo de Simeone, que debutó como entrenador rojiblanco empatando a cero La Rosaleda en 2012, le sobraron 96 minutos de partido en los que tampoco sufrió en exceso para no llevarse los tres puntos. Tras el gol, vivió de la renta y esperó a que transcurriesen los minutos con la intención de cazar algún gol en una salida rápida ante un equipo desesperado por los resultados y la situación, pero que siempre estuvo en partido.

Antoine Griezmann, a los 40 segundos, se lanzó a por un rechace que le acabó llegando como un pase y definió con la derecha por encima de Roberto Jiménez. Así llegó el primer y único disparo a puerta de la primera mitad. A partir de entonces, el Atlético volvió a mostrarse timorato, jugando con la victoria momentánea en el marcador y, como en otras ocasiones que se pone por delante, costándole generar ocasiones y enfocado a no concederlas.

Tampoco el Málaga complicó sus planes. Sus intentos por la izquierda no encontraron rematador y solo gozaron de una buena oportunidad en un remate de cabeza de Ideye, que no encontró portería. La falta, botada desde el costado izquierdo, fue la segunda de un Vitolo, titular por primera vez en Liga desde que llegó al cuadro madrileño, que cometió tres cerca del área rojiblanca en el primer tiempo.

0 Málaga

Roberto, Rosales, Luis Hernández, Ignasi Miquel, Ricca (Samu García, min. 83), Keko (Rolan, min. 57), Adrián, Iturra (Lacen, min. 46), Chory Castro, Ideye y En-Nesyri.

1 Atlético

Oblak, Vrsaljko, Giménez, Lucas, Filipe Luis, Koke, Gabi (Thomas, min. 70), Saúl, Vitolo (Correa, min. 53), Griezmann y Costa (Fernando Torres, min.77).

Goles
0-1: min. 1, Griezmann.
Árbitro
Sánchez Martínez (comité murciano). Amonestó a Iturra, Saúl, Lacen, Vrsaljko y En-Nesyri.
Incidencias
Partido correspondiente a la vigesimotercera jornada de Liga, disputado en el estadio de La Rosaleda ante 25.482 espectadores.

El primer susto para los visitantes lo dio José María Giménez en una jugada similar a aquella en la que Diego Godín perdió tres piezas dentales, pero con mucha mejor fortuna. El uruguayo, que yació unos momentos sobre el césped, pudo continuar y aguantar los 90 minutos.

Más información

Mejoró el conjunto local tras el descanso. Metiendo el miedo en el cuerpo al Atlético pero sin llegar a incomodarle seriamente. Manuel Iturra, que había recibido la primera cartulina amarilla del partido, dejó su sitio a Mehdi Lacen, quien debutó con el Málaga tras haber abandonado el Getafe en el mercado invernal y tardó cuarto de hora en recibir la misma amonestación al cortar una contra.

Se animó Rosales con un lanzamiento directo de falta que exigió una gran intervención a Jan Oblak, que acabó haciéndose daño en una mano. Como medida ante la mejora rival, el Cholo retiró a Vitolo tras 53 minutos para dar entrada al argentino Ángel Correa, que venía de marcar un golazo con valor de tres puntos en la jornada anterior ante el Valencia.

Lacen, en camilla

Poco a poco siguió el Málaga haciéndose con el control del partido ante un Atlético impreciso a la hora de crear juego y que tampoco era capaz de sentenciar al contraataque. La entrada de Diego Rolan mejoró la cara de los blanquiazules y les dio otro aire. El uruguayo se mostró muy fino y capaz de salir victorioso en el uno contra uno ante los componentes de la zaga rojiblanca. Sin embargo, Oblak recogió con facilidad todo balón aéreo que se pasease por su zona de influencia, deteniendo e impidiendo los remates.

Con los tres cambios realizados por parte de cada equipo, llegó el segundo susto. Lacen quedó inmóvil en el suelo tras un golpe con Fernando Torres, que había sustituido a Diego Costa minutos antes. El argelino fue retirado en camilla en los instantes finales del encuentro bajo una ovación del estadio y el Málaga tuvo que buscar el gol del empate con diez jugadores sobre el césped. Por ello, el encuentro se fue hasta el minuto 97, donde murió sin variar el resultado y sin opción siquiera de que los locales, que permanecerán como colistas al menos dos jornadas más, lograsen un tanto que mejorase su dramática situación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos