FC Barcelona

El mensaje de Valverde que da la razón a sus críticos

Ernesto Valverde, en rueda de prensa tras el empate en Mestalla. /EFE
Ernesto Valverde, en rueda de prensa tras el empate en Mestalla. / EFE

«No he hecho antes los cambios porque no lo veía claro», dijo en Valencia tras el 1-1 en un partido en el que no movió el banquillo hasta el 84', sin agotar las sustituciones

P. RÍOS Barcelona

Si Julen Lopetegui está cuestionado en el Real Madrid, tampoco anda mucho más tranquilo Ernesto Valverde en el Barça. De momento su continuidad no peligra. Evidentemente, el doblete de la pasada temporada le sirve de escudo, pero aquel KO europeo en Roma sigue siendo el principal argumento de los más críticos. El equipo azulgrana sólo ha sumado tres puntos de los últimos doce en juego, aunque el último empate (1-1 en Mestalla) sí es un resultado aceptable por el nivel del Valencia, no como ocurrió en los tres partidos anteriores por la modestia de los rivales o por el factor campo: 2-2 ante el Girona, 2-1 en Leganés y 1-1 en el Camp Nou ante el Athletic. Sin embargo, algo de lo que ocurrió el domingo sí recordó a aquel 3-0 del Olímpico que dejó al Barça fuera de las semifinales de la Liga de Campeones: la nula reacción del técnico en el banquillo cuando el partido se estancó y sus jugadores no encontraban el modo de crear peligro para buscar el gol de la victoria.

Dembélé entró en el minuto 84 por un Coutinho agotado desde un cuarto de hora antes y Rafinha sustituyó a Arthur en el minuto 88 intentando aportar su mayor desequilibrio individual, pero muy tarde. Valverde no sólo hizo tarde los cambios, sino que tampoco agotó el tercero. Un delantero como Munir no fue ni una opción y otro como Malcom, que ha costado 41 millones, se quedó en la grada pese a viajar a Valencia. El Barça, acusando el esfuerzo de su enorme partido ante el Tottenham, perdió el liderato. Y lo que es peor para muchos. Escuchar al técnico en rueda de prensa decir «No he hecho antes los cambios porque no lo veía claro», no ayudó a frenar los 'palos' que le llovieron.

Otra cosa es si la plantilla azulgrana está totalmente configurada al gusto de Valverde, algo que se puede poner en duda atendiendo al 'caso Malcom', descartado una y otra vez, o al de Arturo Vidal, que ya comienza a mostrar su descontento en las redes sociales. Piqué recibe críticas por sus errores, pero pocos dicen que ha jugado todos los minutos oficiales, 990, 11 partidos completos entre Supercopa de España, Liga y Liga de Campeones. El motivo: es el único central diestro de una plantilla con tres zurdos, Umtiti, Lenglet y Vermaelen. Algo parecido ocurre con Alba, incapaz de completar dos buenos partidos seguidos porque tampoco tiene relevo. Miranda, del filial, está verde y el club se plantea fichar en el mercado de invierno. El Barça tiene que mejorar en el campo y en los despachos.

...

 

Fotos

Vídeos