Impuestos

Piqué, condenado a pagar 2,1 millones por defraudar a Hacienda

Gerard Piqué, futbolista del Barcelona. /Reuters
Gerard Piqué, futbolista del Barcelona. / Reuters

La Audiencia Nacional confirma la resolución contra el futbolista del Barça por evadir impuestos por sus derechos de imagen

AMADOR GÓMEZMadrid

Gerard Piqué ha sido condenado a pagar 2,1 millones de euros por defraudar a Hacienda. La Audiencia Nacional ha rechazado el recurso presentado por el futbolista del Barcelona y ha confirmado la resolución dictada contra él por evadir impuestos relacionados con sus derechos de imagen en 2008, 2009 y 2010. Piqué deberá abonar el millón y medio de euros que defraudó durante esos tres ejercicios y otros 678.000 euros en multas. Para defraudar a la Agencia Tributaria, Piqué simuló la cesión de sus derechos de imagen a su empresa, Kerad Project 2006, por un precio pactado de 3.000 euros por un período de 20 años, «totalmente irrisorio y fuera de toda lógica comercial».

Piqué es uno de los jugadores o exjugadores del Barça denunciados y condenados por fraude fiscal, junto a Leo Messi (por evadir 4,1 millones), Samuel Eto'o (3,4), Javier Mascherano (1,5), Alexis Sánchez (un millón) y Adriano Correia (646.000 euros), en una larga lista de futbolistas de la Liga encabezada por Cristiano Ronaldo (14,7 millones). Piqué puede presentar recurso de casación, después de haber perdido su primera batalla contra Hacienda en la Audiencia Nacional, que considera que el defensa catalán utilizó su empresa para traspasar sus derechos de imagen y pagar así menos impuestos. Piqué declaraba sus ingresos en el impuesto de sociedades con un tipo del 30%, en lugar de tributar como persona física en el IRPF, con un gravamen del 45%.

Tras una investigación abierta por Hacienda en 2013, tres años después el Tribunal Económico-Administrativo Central (TEAC) condenó al campeón del mundo con España por aprovecharse no sólo de su empresa, sino también de su contrato firmado con la agencia de representación IMG. «La inspección concluye la existencia de simulación de carácter absoluto en relación con la cesión de los derechos de imagen por parte de Piqué a la sociedad vinculada Kerad Projet, de la que es socio y administrador», se asegura en la sentencia firmada el pasado 13 de mayo y hecha pública este miércoles.

Más información

Tras la inspección, el organismo fiscal concluyó que el futbolista obtuvo ingresos del trabajo como jugador de fútbol profesional residente en España procedentes del Real Zaragoza, del Manchester United y de la Federación Española de Fútbol, por su participación de la Copa Confederaciones celebrada en Sudáfrica en 2009. Ingresos por los que debía tributar correctamente.

Además, la Audiencia Nacional recuerda que ya el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña falló en mayo de 2018 ante un recurso de Kerad Project que el contrato con Piqué era «nulo» y por tanto se debía excluir la base imponible del impuesto de sociedades de los rendimientos derivados de la explotación de los derechos de autor como rendimientos de la sociedad, así como de los gastos asociados a dicha explotación.