Jornada 32

El Leganés honra una camiseta de Primera

Logró su primer punto contra el Real Madrid, deja la permanencia a un paso... y de paso se ahorra devolver el precio de las elásticas compradas esta semana por los aficionados que aceptaron la apuesta de su capitán

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

El Leganés no ha conseguido la salvación matemática pero nadie duda que estará en Primera la próxima campaña. Su rendimiento en la segunda vuelta, en la que es el séptimo equipo con más puntos; el acierto de fichajes invernales como el de Martin Braithwaite, ese danés que llegó del Middlesbrough para demostrar que tiene gol pero trabaja por el equipo sin descanso; y la intensidad con la que compite los partidos le ha hecho saltar en la tabla hasta una posición cómoda.

El equipo está en la mitad de la tabla. La campaña pasada, cuando tumbó contra todo pronóstico al Real Madrid en los cuartos de final de Copa del Rey, sufrió mucho en las últimas semanas para sellar la permanencia. Ahora, con Mauricio Pellegrino no necesitará llegar a la antepenúltima jornada para certificar otro año más en la máxima categoría. El punto que logró ante el Real Madrid, que se estrenó jugando en lunes, fue merecido. Incluso por momentos soñó con un botín superior.... que hubiese castigado las arcas de la entidad pepinera.

Y es que un triunfo, resultado que se dio durante algunos minutos, obligaba al club a cumplir una apuesta. Y es que hace unos días Szymanowski, capitán del equipo, mostró en su perfil de Instagram un supuesto mensaje privado de WhatsApp en el que se picaba con el director de comunicación, con Víctor Marín. «Oye, necesitamos que hagas un llamamiento para que la gente venga vestida de blanquiazul», le pidió al argentino. «¿Les digo a todos que si ganamos les regaláis las camisetas que compren?», contestó el jugador. «¡Qué dices! Eso no lo podemos hacer», respondió Marín. 'NO HAY HUEVOS', retó en mayúsculas el futbolista. Y el tema se hizo viral.

El club confirmó esa promoción especial por la que devolvería el importe de las camisetas a aquellos que, hasta la hora del partido, hubiesen adquirido la 1ª o 2ª equipación... si el Leganés lograba su primer triunfo liguero ante el Real Madrid.

Más información

Butarque soñó con volver a amargar a Zinedine Zidane, tercer técnico con el que se ha medido este año Pellegrino, y llegó al descanso tras una aburrida primera mitad por delante. Sucedió porque Silva embocó con la zurda a la red. Esta vez, a diferencia de la semana pasada en Vitoria, lo hizo queriendo y demostrando clase tras una dejada de Braithwaite.

El bocadillo sentó bien a los locales, que se imaginaron recibiendo el importe de la nueva camiseta pero Benzema compareció dispuesto a prolongar su racha anotadora. Consiguió ampliarla a cinco en los últimos encuentros a la segunda, tras un rechace de Cuéllar.

El empate pareció conformar a ambos equipos, que mejoraron el aburrido espectáculo del primer acto, en el que pisaron el área rival una vez cada casi 12 minutos.

Es cierto que Marcelo y En-Nesyri intentaron modificar pero en un caso el meta rival y en otro el asistente impidieron su anhelo.

Un punto que no saca de la depresión al Madrid, alegra al Leganés y le evita rascarse el bolsillo.