Jornada 9

Con Oblak es más fácil puntuar

Oblak salva un mano a mano con Bacca. / Efe

Una exhibición de paradas del portero esloveno del Atlético impidió que los rojiblancos se marcharan con una derrota

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

El Atlético volvió a sufrir en La Cerámica, como lo hizo en El Madrigal, pero como mal menor acabó llevándose un punto que podía haber sido ninguno de no ser por Jan Oblak. Que el partido iba a ser complicado lo sabían Villarreal y Atlético. Quizá por eso tanto Javi Calleja como Diego Pablo Simeone apostaron por dos equipos reforzados en el centro del campo, lugar clave para saber hacia qué lado del campo podía decidirse. Salió mejor el Atlético, que controló el balón ante un Villarreal que se agarraba a las carreras de Pedraza y el acierto de Gerard Moreno. El equipo que no tenía el balón sufría en el campo, pero los rojiblancos -que jugaron de azul- no terminaban de circular el balón como buscaba su entrenador y la composición del centro del campo, con cuatro mediocentros, no permitía la subida de los laterales, tan importantes en el juego de este equipo.

1 Villarreal

Asenjo, Mario Gaspar, Álvaro, Funes Mori, Jaume Costa, Trigueros, Iturra (Bacca, min. 64; Ekambi, min. 76), Fornals, Pedraza (Cáseres, min. 72), Cazorla y Gerard Moreno.

1 Atlético

Oblak, Juanfran, Giménez, Lucas, Filipe (Godín, min. 77), Thomas, Rodrigo (Lemar, min. 46), Koke, Saúl, Griezmann y Kalinic (Correa, min. 46).

Goles
Goles: 0-1: min. 50, Filipe Luis. 1-1: min. 65, Mario GAspar.
Árbitro
Xavier Estrada Fernández (C. Catalán). Amonestó a Juanfran, Iturra, Álvaro, Pedraza. Expulsó a Xisco Nadal, del cuerpo técnico del Villarreal.
Incidencias
Partido correspondiente a la novena jornada de Liga 2018-19, disputado en el estadio de La Cerámica. 17.518 espectadores.

Giménez fue el primero en buscar la portería contraria con un remate de cabeza en el que se jugó el tipo y el Villarreral contestó con una ocasión de Gerard Moreno, que inexplicablemente no supo rematar a un metro de la portería un perfecto centro de Mario desde la línea de fondo. Entonces llegó la polémica con una clarísima mano de Funes Mori a disparo de Kalinic en el área del Villarreal que ni el colegiado, primero, ni su compañero en el VAR, después, entendieron que era penalti. El balón tocó primero en el pie de Koke y eso fue a lo que se agarraron ambos para no señalar la pena máxima. Los rojiblancos eran mejores y llegaban con frecuencia a la portería de Asenjo, pero sin excesivo peligro. Primero Kalinic, luego Griezmann y poco después Saúl pusieron a prueba al portero del Villarreal.

Pero el 'submarino amarillo' fue el que tuvo la mejor ocasión, aunque con una importante dosis de fortuna. Una rápida contra del Villarreal terminó en las botas de Jaume Costa, cuyo remate tocó en Giménez y se envenenó de tal forma que sólo una mano salvadora de Oblak impidió que se pusiera por delante. El combate se declaraba nulo al descanso, aunque a los puntos el Atlético estaba por delante en la tablilla. Simeone decidió arrancar la segunda parte con dos cambios ofensivos que deshacían la idea inicial del partido. Lemar y Correa prometían más profundidad que Kalinic y Rodrigo, pero eso significaba que en el centro del campo debería multiplicarse el trabajo.

Goles sin Rodrigo

Y cosas del fútbol, la primera que tuvo el Atlético en la segunda mitad acabó en la portería de Asenjo. Una falta botada por Griezmann a pierna cambiada al punto de penalti la remató involuntariamente Funes Mori al larguero y el remate lo buscó Filipe Luis con la cabeza para hacer el primero de su equipo ante la desesperación del estadio de La Cerámica, que todavía no ha celebrado una victoria en casa esta temporada. Todo se ponía de cara para los rojiblancos, que empezaron a tocar el balón con más criterio, más verticalidad y un puntito más de velocidad de lo que lo habían hecho hasta entonces, pero el Villarreal volvió a perdonar o más bien se topó de nuevo con Oblak. Un espectacular pase de primeras de Fornals al hueco para el desmarque de Gerard Moreno entre los defensores dejó al delantero solo ante el esloveno, que estuvo más rápido para quedarse con el balón.

Pero el que no falló fue Mario. Un centró de Bacca al área, en el primer balón que tocaba, acabó en las botas de Mario tras varios rechaces, para hacer el empate con un disparo cruzado. El Villarreal había encontrado premio gracias a la 'generosidad' del Atlético, que como otras veces, no buscó el segundo con el empeño que se le debería exigir y se limitó a controlar el balón. Entonces llegaron los minutos de Oblak como salvador. Un error de Thomas en la salida de balón provocó una doble ocasión del Villarreal, pero primero a un disparo de Gerard Moreno, y después al rechace de Fornals, la sombra de Oblak se hizo gigante para los amarillos. El recital del esloveno continuó al sacar un mano a mano de Bacca en otro error en la cobertura del Atlético, que había perdido el centro del campo tras la marcha de Rodrigo -los cinco goles que ha recibido el equipo de Simeone en Liga han sido sin el centrocampista en el campo- y parecía empeñado en salir de vacío de Villarreal. Y a punto estuvo de llevarse los tres puntos si Lemar hubiera acertado con un remate de cabeza solo ante Asenjo, pero el francés la mandó fuera de forma inexplicable. Al final el Atlético se terminó llevando un empate que sabe a gloria.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos