Primera

Zidane se enroca, Pogba por encima de todo

Paul Pogba, jugador del Manchester United. /Reuters
Paul Pogba, jugador del Manchester United. / Reuters

El francés prioriza la llegada de centrocampista del Manchester United dado que el brasileño, que sí añadiría el número de goles perdidos con Cristiano, ocupa la zona de Hazard, Bale, James y Vinícius

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

Paul Pogba es la prioridad de Zinedine Zidane desde marzo. Nadie en la directiva del Real Madrid consigue sacar al técnico galo de su idea. En los despachos del Santiago Bernabéu dan por cerrada la plantilla salvo que se pusiera a tiro una oportunidad de mercado, pero el entrenador no da por perdido el futbolista que considera que daría el salto de calidad al equipo y con el que podrían aspirar a todo en la temporada. La llegada del centrocampista francés al equipo blanco sería lo más parecido a un milagro porque cuesta creer que el Manchester United, con el mercado cerrado, ceda en su pretensión económica de 200 millones de euros. Sólo que el futbolista pidiera el 'transfer request' para forzar su salida o que el Real Madrid decidiera tirar la casa por la ventana para dar el gusto a su preparador podría cambiar un escenario que se antoja negro para el deseo de 'Zizou'.

Ante las dificultades del fichaje, pese a que el futbolista y su agente Mino Raiola están de acuerdo en un posible contrato de llegada, el Real Madrid ha estado trabajando en un futbolista de corte similar al de Pogba. La primera opción que estuvo sobre la mesa fue la de Donny Van de Beek, centrocampista del Ajax, aunque encontró la negativa del técnico blanco en su empeño por conseguir a Pogba. La buena relación entre ambos clubes facilitaría la llegada del centrocampista holandés a cambio de un traspaso cercano a los 55 millones y podría dar una opción más a Zidane para una zona que parece necesitada de pulmones y caras nuevas.

Zidane considera que con Hazard, Bale, James y Vinícius ya hay 'overbooking' en la banda izquierda

El otro nombre que le pusieron sobre la mesa fue el de Christian Eriksen, uno de los nombres que más ha sonado en el mercado de verano. El danés finaliza contrato con el Tottenham en 2020 y el presidente de los 'Spurs', Daniel Levy, está dispuesto a vender al futbolista a un precio inferior a su valor real de mercado y desde el Real Madrid se cree que por una cifra similar a la de Van de Beek podría vestir de blanco. De hecho, Mauricio Pochettino ya ha avisado que podría pasarse el año en blanco. Pero Zidane sólo quiere escuchar un nombre: Paul Pogba. Ni siquiera el de Neymar le hace cambiar el gesto al técnico francés. De hecho ahora mismo en Chamartín se ve más factible una posible llegada el último día de mercado (2 de septiembre) de Neymar, siempre que el Paris Saint Germain no acepta la última oferta del Barça de 170 millones y gracias a las buenas relaciones entre Real Madrid y PSG (por la amistad entre Florentino Pérez y Tamim bin Hamad al-Thani, el jeque de Catar, propietario del PSG) a que el Manchester United ceda por Pogba.

Futbolísticamente, Zidane defiende su postura para anteponer a Pogba incluso ante Neymar. Con Hazard, Bale, James y Vinícius considera que ya hay 'overbooking' en la banda izquierda. De hecho, el galés y el brasileño jugaron por la derecha ante el Valladolid, y la entrada del belga obligará a dejar a alguno en el banquillo . Sin embargo, desde la directiva se cree que Neymar podría suplir la carencia goleadora que vive el equipo, ya que en los últimas cinco temporadas ha marcado 111 goles (22 de media), además de considerarlo más mediático que el centrocampista del United. Pero Zidane, que en estos años ha demostrado a veces ser inflexible con algunos asuntos de la plantilla , siempre responde lo mismo desde marzo: Paul Pogba es la prioridad.