Cazorla: «España es tan favorita que nos tiene ganas todo el mundo»

Cazorla sonríe durante el entrenamiento./
Cazorla sonríe durante el entrenamiento.

«Hay gente que parece que quiere que perdamos para que se genere debate», comenta el jugador de 'La Roja'

RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

Santi Cazorla vive sonriente. Es la alegría de la selección. Su presencia anima al resto. Su primer Mundial llega tras ganar un título con el Arsenal, el primero en muchos años para un Arsene Wenger que está emocionado con este pequeño asturiano ambidiestro que ha jugado los dos amistosos previos ante Bolivia y El Salvador. Se disculpa por el retraso, reconoce que perdió la noción del tiempo charlando tras la cena con su paisano Juanín Mata y otros dos emigrantes: César Azpilicueta y Fernando Torres.

-Después de no estar en Sudáfrica (sí en las dos últimas Eurocopas), Brasil era importante para usted porque suponía quitarse un peso de encima.

-Siempre he dicho que no haber podido acudir al Mundial de Sudáfrica por la lesión de espalda era la espinita que tenía. Puede ser mi última oportunidad de estar en este torneo y deseo disfrutarlo porque es algo único para cualquier futbolista.

-El premio llega a los pocos días de lograr la FA Cup, en la que marcó y asistió.

-Por suerte hemos podido ganar algo después de nueve años sin títulos para el Arsenal. Es una alegría inmensa.

-¿Cómo se plantea el Mundial?

Cortita y al pie

-Un ídolo: Michael Laudrup.

-Un político para ir a tomar una caña: Ninguno.

-La primera cosa que haría al llegar a la Moncloa si fuera Presidente del Gobierno: Intentaría dar trabajo a la gente, porque está muy complicado.

-Cantante o grupo favorito: Melendi.

-Actor y actriz favorito/a: Robert De Niro y Jessica Biel.

-Un plato: Uno típico asturiano. 'El plato de la abuela', que lleva patatas, huevos y chorizos.

-Una ciudad: Oviedo.

-Un deportista: Rafa Nadal.

-Un plan nocturno: Algo en familia. Una buena cena con su buena sobremesa.

-Dos entrenadores: Pellegrini y Marcelino.

-Una película: Braveheart.

-Estilo de vestir: Ahí el mérito es de mi pareja, que es quien me ha cambiado y me ha hecho vestir muy moderno.

-¿Cuándo se pone borde?: Intento no serlo pero, en alguna ocasión, en privado, salto cuando me sienta mal alguna cosa.

-¿En qué es bueno y no lo sabe nadie?: Pues no lo sé. Al final es difícil decir en qué es bueno uno mismo. Creo que soy buena persona, que es lo más importante que hay en la vida.

-Su último capricho: Aún ninguno, pero espero poder pegarme unas buenas vacaciones con la familia después del Mundial.

-¿Qué le aburre mucho?: Ir de compras me cansa bastante.

-Una anécdota divertida sobre un entrenador: Hay una con Luis Arágones. Durante la Eurocopa tenía cosas muy graciosas. Una vez se confundió y pintó sobre un proyector de la tele las tácticas creyendo que era una pizarra. Luego no se podía borrar. Pero tiene muchas. Luis era un fenómeno, te reías mucho con él y eso sumaba mucho.

-España es tan favorita que nos tiene ganas todo el mundo. Ya se vio en la Confederaciones que éramos el rival a batir. Pero confiamos en el grupo que hay y tenemos confianza y tranquilidad. Vamos con buen nivel y tenemos opciones de hacer algo importante. Ahora bien, debemos ser realistas y saber que cada vez está todo más igualado. Será complicado y sabemos que no podemos cometer errores porque lo puedes pagar muy caro.

-Dice que depende de España, pero ¿no cree que les tienen tomada la medida? ¿El aumento de las dificultades es mérito de los rivales o un problema de 'La Roja'?

-Es un poco de todo. Los rivales tienen mérito, no se puede justificar todo con un mal día. Los equipos se cierran más, salen al contraataque y debemos tener más variedad. Nos cuesta más ganar, pero contamos con más experiencia y debemos preparar alternativas porque es algo que nos va a pasar más veces.

-Decía Pelé hace unos días que España era como la Holanda de 1974, que asombró al mundo con su fútbol pero provocó que los rivales crearan sistemas únicamente para jugar contra ellos.

-No le falta razón. Nos estudian más, saben lo que hemos ganado y cómo jugamos, nuestras virtudes. Somos conscientes de que todos nos quieren ganar, pero debemos tener confianza y seguir haciendo lo que sabemos al mejor nivel posible.

-El grupo es bastante más difícil de lo que pueda parecer.

-Holanda es la subcampeona del Mundo, tiene jugadores de primer nivel como Van Persie. Chile siempre nos da muchos problemas, son muy competitivos. Incluso Australia, por mucho que parezca la más fácil, seguro que será complicada. Hay que salir siempre al 100% para no pasar muchos apuros.

-Sus compañeros dicen estar preparados para la presión. ¿Tiene la sensación de que han subido tanto el listón que parecen estar obligados a ganar?

-Puede ser que nos hayamos malacostumbrado. Por eso, cuando las cosas no salen como uno quiere las decepciones son muy grandes. Lo que se ha conseguido es muy difícil. España quiere seguir ganando, pero hay muchos que parece que quieren que perdamos para que se genere debate. Lo que está claro es que del pasado no se vive, solo cuenta el presente y el futuro.

-¿Cree que los españoles son un poco 'cainitas' o pasa en todos los países?

Yo creo que es algo más de España. En Inglaterra hay una mentalidad diferente a la española a la hora de vivir el fútbol, las victorias y las derrotas. Aquí tenemos otra forma de ser. No es ni mejor ni peor, simplemente es diferente.

-Da la sensación de que se valora más lo que hay aquí que lo de fuera. Por ejemplo, los españoles que triunfan en la Premier tiene mucha fama mundial, y en su país no tanto.

Puede ser. Poder estar en clubes como el Chelsea, el Arsenal o el Manchester United es una oportunidad muy bonita. Creo que en Inglaterra al futbolista se le valora bastante más y yo lo noto tanto en el club como en la selección.

-El salto al extranjero es importante, por el conste del fichaje y porque lleva la estrella de campeón del mundo. ¿Eso ayuda a crecer?

-Por supuesto. Ha cambiado el rol y ahora los que vamos fuera somos nosotros. Hemos ganado en experiencia, en saber competir en un lugar complemente diferente a la Liga y eso nos ha hecho mejores para la Selección.

-¿Cómo está viviendo esas críticas sobre el cansancio del grupo, los muchos partidos jugado y la posibilidad del fin de ciclo?

-Llevamos poco tiempo todos juntos y, sin empezar el torneo, hay una actitud demasiado derrotista. No es la primera vez que pasa. Ya se ha oído antes eso del final de ciclo, pero estamos trabajando para prepararnos bien. Ha sido una temporada muy dura, no sólo para España, el resto de selecciones llegan igual. Yo creo que tenemos tiempo suficiente para llegar con la mejor forma física al primer partido y pienso que lo lograremos.

-El cuerpo técnico pensaba en usted para ese rol organizativo que iba a tener Thiago y ahí le ha colocado Del Bosque en los dos partidos previos. ¿Se siente cómodo en una posición en la que debe dar más salida al balón y pensar menos en marcar goles?

-Vicente ya me había puesto en esa posición varias veces y es muy fácil entenderse con los compañeros. Me gusta. Entro mucho en juego, estoy más por el centro. Sólo pienso en aportar todo lo que pueda y en hacer lo que diga el entrenador.

- Aparte de la calidad futbolística de Diego Costa, ¿puede valer como baza psicológica contra los brasileños?

-Costa será un jugador muy importante para nosotros. No hay que fijarse en Brasil. ¡Si no sabemos ni hasta dónde llegaremos! Lo importante es que esté en el primer partido. Ha hecho una grandísima temporada y nos aporta algo diferente.

-Para Santi Cazorla , ¿qué sería un fracaso en este Mundial?

-No sé qué habría que decir exactamente. Está claro que queremos llegar lo más lejos posible y ojalá podamos ganarlo, pero hay que ver cómo se da el Mundial, qué nivel damos y, si caemos eliminados, de qué forma sería. En mi cabeza solo está el poder entrar en la historia y levantar la copa, que es lo que deseamos todos.