Mundial 2018

Rusia 2018

Iñaki Bergara, el escudero de 'Bob' Martínez

Iñaki Bergara, en un entrenamiento de Bélgica./Efe
Iñaki Bergara, en un entrenamiento de Bélgica. / Efe

Este vizcaíno es el preparador de porteros de Bélgica y acompaña a Roberto Martínez desde que comenzaron a trabajar juntos en el Swansea hace doce años

Axel Guerra
AXEL GUERRA

«Courtois ha marcado la diferencia. Ha estado iluminado». De esta manera resumió Tite la clave de la derrota de Brasil contra Bélgica en cuartos de final, la que despertó a la 'canarinha' del sueño del hexacampeonato y permitió a los 'diablos rojos' acceder a la semifinal que juegan este martes contra Francia, la segunda de su historia después de la México 86 frente a Alemania.

El portero del Chelsea, que había llegado al Mundial después de firmar en el club londinense una temporada irregular a diferencia de las tres anteriores en la Premier o en su día en el Atlético de Madrid, ajustó cuentas después del choque y se reivindicó. «Este año se me ha criticado injustamente, he demostrado de nuevo quién soy y por qué estoy aquí», aseguró.

El responsable de recuperar la mejor versión del guardameta de Bree ha sido Iñaki Bergara, hombre de máxima confianza del seleccionador belga Roberto 'Bob' Martínez. Junto al vizcaíno trabaja además Erwin Lemmens, que defendió las porterías de Racing de Santander (1999-2003) y Espanyol (2003-2005).

Bergara (Ondarroa, 1962) se formó como portero en el Athletic y fue internacional en categorías inferiores. En la selección llegó a dejar en el banquillo a Andoni Zubizarreta y su primer equipo profesional fue el Alavés. Luego pasó por Murcia, Real Sociedad y Logroñés, donde estuvo a la sombra de Lopetegui y se retiró por una grave lesión de rodilla.

Su carrera como preparador de porteros comenzó a finales de 2005, cuando se incorporó a Lezama. Primero para trabajar con Javier Clemente y, luego, con José Luis Mendilibar. En el verano de 2007, finalizada su etapa rojiblanca, recibió la llamada que iba a suponer un antes y un después en su trayectoria. Al otro lado de la línea, Roberto Martínez le proponía hacerse cargo de la preparación de los porteros del Swansea. Bergara, que no sabía una palabra de inglés, no se lo pensó dos veces y aceptó la propuesta.

Iñaki Bergara, a la izquierda, junto a José Luis Mendilibar en el Athletic en 2005.
Iñaki Bergara, a la izquierda, junto a José Luis Mendilibar en el Athletic en 2005. / Borja Agudo

Desde entonces, las carreras del técnico de Balaguer y del de Ondarroa han estado ligadas y nunca se han separado. Después de ascender al equipo galés a la Premier League y dotarlo de un estilo de juego vistoso y atractivo, tomaron las riendas del Wigan con el que lograron una de las mayores gestas del fútbol inglés en los últimos tiempos: ganaron la FA Cup de 2013 contra el todopoderoso Manchester City, aunque no pudieron evitar el descenso a la Championship esa misma temporada. Su siguiente destino fue el Everton. Después de lograr en la primera campaña clasificarse para la Europa League, su trayectoria los dos siguientes años fue más discreta y en 2015 fueron destituidos a falta de una jornada para acabar la Premier.

El reto de la selección belga

No tuvieron que esperar mucho para afrontar un nuevo proyecto. En la Eurocopa de 2016 Bélgica cayó en cuartos de final contra Gales. Destituido Marc Wilmots, la Federación belga confío la dirección del equipo a Martínez, que una vez más volvió a contar con Bergara.

Era su primer reto en una selección y no fue una decisión baladí. Todos los futbolistas convocados para el Mundial por Martínez juegan fuera de Bélgica y la base -doce de los veintitrés- lo hacen en la Premier. Por su experiencia en el fútbol británico los conocía perfectamente y con ellos podía comunicarse en inglés. En el caso de Bergara, en sus manos recaía la responsabilidad de conectar con uno de los mejores guardametas del mundo. Las rutinas de trabajo en la selección ya estaban preestablecidas y durante el Mundial el de Ondarroa se ha centrado en el aspecto mental y de recuperación.Y la fórmula ha resultado. Courtois es el portero que más paradas ha realizado (18) entre los de los equipos que han accedido a semifinales y tiene el segundo mejor porcentaje (78,3%), solo por detrás del croata Subasic (80%).

Para Bergara ser portero es mucho más que parar. «Un buen guardameta tiene que tener un buen juego aéreo, un buen juego de pies y, sobre todo, tiene que desprender seguridad al público, al entrenador y a sus compañeros», un papel que Courtois está desempeñando a la perfección. Más allá de las estadísticas, el guardameta ha sido decisivo en las dos eliminatorias que ha disputado Bélgica en Rusia. Contra Japón en octavos lanzó con las manos el contragolpe que acabó con el gol de Chadli que dio el pase a los 'diablos rojos' a quince segundos del final. Frente a Brasil, sostuvo a su equipo con nueve paradas, una de ellas espectacular a falta de un minuto para el final. Brasil buscaba el gol del empate. Neymar se había echado el equipo a la espalda y se sacó de la chistera un tiro que buscaba la escuadra. Pero Courtois conocía el truco y voló para llegar a tocar el balón lo suficiente como para desviarlo a saque de esquina. Había sellado el pase a la semifinal. Este martes ante Francia, más.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos