Gimnástica

«Torrelavega no vive un ascenso desde hace nueve años, es lógico el entusiasmo»

Pablo Lago posa tras la sesión de ayer, delante de sus futbolistas, en El Malecón. /Luis Palomeque
Pablo Lago posa tras la sesión de ayer, delante de sus futbolistas, en El Malecón. / Luis Palomeque

El técnico blanquiazul confía en las posibilidades de su equipo para lograr el ascenso, aunque trata de que la euforia externa no se cuele en el vestuario

José Compostizo
JOSÉ COMPOSTIZOTorrelavega

Faltan cuatro días para que arranque el primer partido del play off de ascenso a Segunda División B y Pablo Lago (Vegadeo, 1974), con semblante calmado, sigue preparando desde la «normalidad» un compromiso que medirá a dos de los mejores conjuntos de la categoría. Los nervios llegarán a partir de las 12.00 horas de este domingo en El Malecón, ante una afición volcada: «La ciudad no vive un ascenso desde hace nueve años, es lógico el entusiasmo». Es el primer paso para volver a hacer grande a la Gimnástica de todo Torrelavega.

-Cuando usted llegó a la Gimnástica la situación era complicada ¿Tenía claro que conseguirían ser campeones?

-El entrenador tiene que ser un poco más realista y ver el día a día del club. Llegué a un punto en el que tenía que cambiar la forma de jugar del grupo, pero en ese trayecto en el que el equipo también tenía que ir ganando partidos. Nuestra lucha era más cambiar el estilo de juego para luego meternos en play off y ser campeones, como sucedió.

«Confío especialmente en la solidaridad, sacrificio y madurez de todo el grupo»

-La Gimnástica ha sido el mejor equipo de la segunda vuelta ¿Esto le dará un impulso a sus pupilos a la hora de afrontar la eliminatoria?

-Cuando llegué, empezamos empatando en Barreda y después perdimos el único encuentro de la temporada en Escobedo. A partir de ahí cogimos una buena racha y hemos sido capaces de competir con cualquier equipo. No ha habido nunca un rival que nos haya superado y ese era el objetivo, poder competir. Como la Tercera División es tan igualada, queríamos hacernos un poco fuertes defensivamente y coger solidez arriba.

-Esa igualdad que se ha visto durante toda la temporada, ¿se verá también en el play off?

-Seguro que sí. No veo que en ninguno de los dos encuentros un equipo pueda marcar muchos goles al otro. Van a ser dos partidos muy igualados. Pero nosotros no podemos defraudar a nuestra gente. Estamos preparados.

«Si cambiásemos de estilo nos equivocaríamos. Hay que tratar igual a este partido que a otros»

-El obstáculo es el Mallorca B, ¿cómo ve al conjunto dirigido por José Gálvez?

-Es un equipo muy dinámico, vertical y no especula, que tácticamente se desmonta muy pocas veces y que arriba tiene mucho potencial. Pero la clave de este equipo es Ángel Rodado. Para mí es uno de los mejores delanteros de la categoría. Además, han conseguido un bloque muy sólido, que sufre poco, de mucho trabajo y mucha implicación.

-El cuadro mallorquín se caracteriza por su gran potencial ofensivo ¿Tiene claro cómo pararle?

-Es muy probable que tengamos que defender más de lo habitual. Seríamos unos inconscientes si pensáramos que el Mallorca B va a estar corriendo detrás de la pelota todo el partido. Seguro que esa faceta del juego puede ser determinante, porque creo que a quien menos le pese esa responsabilidad decantará ligeramente la balanza.

«Desde que llegué no ha habido casi relajación. Ni siquiera en el último encuentro»

-¿Confía, por tanto, en el trabajo de sus futbolistas?

-Especialmente, en la solidaridad, sacrificio y madurez de todo el grupo para minimizar las ocasiones de peligro que generen. Ellos van a mostrarse tremendamente activos en los momentos iniciales del encuentro y creo que lo vamos a hacer bien, estaremos bien plantados y organizados, no habrá titubeos.

-¿Cuál cree que será la clave para salir airosos en este primer envite?

-Intentar competir como sabemos y como hemos demostrado a lo largo del campeonato. Lo ideal sería marcar y que ellos no lo hagan, por lo que trataremos de hacer un encuentro completo para que el Mallorca B sienta la madurez de la Gimnástica, porque estamos en condiciones de disputarle el ascenso a cualquier equipo.

-¿Deben modificar su estilo en función de los argumentos que presenta el Mallorca B?

-Si lo hiciésemos nos equivocaríamos. Hay que darle el mismo tratamiento a este partido que a cualquier otro, aunque es una final a 180 minutos, y ese será uno de los factores a tener en cuenta.

-En Torrelavega se respira que este año sí se puede conseguir el ascenso ¿Cómo se calma tanta ilusión?

-Desde que llegué casi no ha habido una semana de relajación. Ni siquiera en el último partido. En estas situaciones tenemos que quitar tensión, decirles a los jugadores que esto es un premio y vamos a jugar tranquilos y disfrutar del momento. Si lo conseguimos, bien, y si no, al menos lo habremos intentando. Lo externo no se puede controlar, porque el último ascenso que se vivió en la ciudad es de hace nueve años, y la afición ve al equipo bastante fuerte y capaz de competir con cualquier equipo y eso hace que la gente se lo crea. Yo también creo que podemos subir, pero mi trabajo es transmitir calma y no meterles más presión de que este puede ser el año.

-Se le ve agradecido a su plantilla.

-He sido un privilegiado durante siete meses, no es normal que un entrenador tenga una regularidad tan grande con un equipo. Se ha trabajado bien. Es verdad que tenemos una gran plantilla, y con grandes jugadores, por lo que todo se hace más fácil o más tranquilo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos