Fútbol

Supercopa con cuatro equipos y de nuevo fuera de España

Luis Rubiales, presidente de la Federación Española de Fútbol. / EP

Rubiales anuncia su propuesta de cambio de formato de una competición que disputarían ya este año los dos primeros clasificados de la Liga y los finalistas de la Copa

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZMadrid

El presidente de la Federación Española de Fútbol (FEF), Luis Rubiales, anunció este martes que la Supercopa, que tradicionalmente enfrenta a los campeones de Liga y Copa, la jugarán ya este año cuatro equipos, y se disputará de nuevo en el extranjero, aunque su propuesta deberá ser aprobada por la asamblea del organismo en el mes de abril. Con un novedoso formato de 'final four' en una misma ciudad, en la Supercopa participarían los dos primeros clasificados de la Liga y los finalistas de la Copa de la presente temporada. En caso de coincidencia de equipos como campeones y subcampeones, la FEF recurriría «al histórico» del torneo del KO. Es decir, al semifinalista con mejor palmarés de la Copa, liderado por el Barcelona, por delante de Athletic, Real Madrid, Atlético y Valencia.

Rubiales desveló que la próxima Supercopa «se celebrará durante cuatro o cinco días» y, por segundo año consecutivo, fuera de España, después de que la pasada edición, entre el Barça y el Sevilla, se disputase por primera vez en la historia en Tánger (Marruecos) y a partido único. Las semifinales enfrentarían al campeón de Liga con el subcampeón de Copa y al segundo clasificado del campeonato de la regularidad con el ganador del título copero. El presidente de LaLiga, Javier Tebas, calificó la idea de la 'Supercopa a cuatro' de Luis Rubiales como «una nueva ocurrencia, que se toma sin saber los efectos que tiene y generando falsas expectativas».

«El nuevo modelo abre el abanico a que haya dos o tres clubes más que puedan participar y entrar en una generación de ingresos. A los clubes profesionales les va a gustar», aseguró el presidente de la FEF. Rubiales considera que con la celebración de la Supercopa fuera de España «no se corrompe el principio básico de la competición de que un equipo juegue como local», al contrario de lo que ocurriría si un partido de Liga se disputase en el extranjero, como desea Tebas tras su primer frustrado intento con el Girona-Barça en Miami. «Vemos una oportunidad para la Marca España sin que se atente contra los principios deportivos», justificó Rubiales al defender su proyecto durante 'Los Desayunos de Europa Press'. «Se evidenciará que el fútbol español interesa fuera de nuestras fronteras», insistio el máximo dirigente federativo.

Tebas, «ministro de Deportes»

Rubiales también anunció la creación, de la mano de la UEFA y de la FIFA, de un centro de excelencia del arbitraje en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, que será pionero en el mundo. «Los árbitros encargados de llevar a cabo los designios del VAR en la Champions se han formado en Las Rozas y ello nos permitirá crear un centro de formación arbitral de excelencia mundial», se congratuló el presidente federativo. «Nuestro fútbol se tiene que sentir orgulloso de los árbitros que tenemos», proclamó el presidente, que solicitará al Consejo Superior de Deportes (CSD) «sanciones más duras para quienes critiquen a los colegiados, porque el estamento arbitral es y será el más protegido por la FEF».

Después de reclamar que «hay que parar los pies a Javier Tebas, porque el marco actual le convierte en ministro de Deportes», también garantizó que «si antes del 30 de junio no se llega a un acuerdo con LaLiga», la FEF se hará cargo de las competencias de los horarios del campeonato. «Queremos que los horarios los explote la Liga, pero hay una sentencia del Supremo que dice que son una competencia pública delegada. Los horarios son de las federaciones; no de las ligas. Está el tema de los lunes, que no nos gustan, de un horario protegido para las canteras, para el fútbol femenino... Estos horarios son nocivos y malos para el fútbol español», lamentó.

«La Administración no debe permitir lo que ocurre con Tebas. La normativa actual impide que haga lo que está haciendo. Se apropia de la Liga Iberdrola con el logo de LaLiga y le da exactamente igual. No entiendo su comportamiento. En ocasiones parece que busca la confrontación. Incumple la acción social para la que fue creada LaLiga», lanzó Rubiales, que ve al presidente de la patronal de clubes «falto de cariño». «LaLiga utiliza el privilegio para hacer cosas que no son de su competencia, y un Gobierno está para cambiar las cosas y frenarle», insistió.