Fútbol / Gimnástica

«El Malecón debe ser un pequeño Fortín», dice Lago

Pablo Lago, entrenador de la Gimnástica. /Luis Palomeque
Pablo Lago, entrenador de la Gimnástica. / Luis Palomeque

El técnico de la Gimnástica, que recibe al Real Unión, cree que su equipo se debe centrar «en el trabajo, que es lo que da los resultados a corto y medio plazo»

JOSÉ COMPOSTIZO TORRELAVEGA.

La Gimnástica ha cruzado el ecuador fuera de los puestos de descenso. Comienza la segunda vuelta y el objetivo es vivir de ahí hacia arriba. Ante el Real Unión, el domingo (a partir de las 17.00 horas), los torrelaveguenses inician el tramo final del camino. Aunque Pablo Lago no quiere que los suyos se fijen simplemente en el triunfo: «Nos tenemos que centrar en el trabajo, que es lo que te da los resultados a corto y medio plazo. Los jugadores tienen que saber que si hacemos lo de anteriores semanas las posibilidades de ganar van a ser altas».

Y para ello, el técnico de Vegadeo piensa que El Malecón tiene que ser «un pequeño fortín». Por ahí pasa la salvación. «Si eres fuerte en casa y consigues sumar muchos puntos, luego, cuando vas fuera, puedes jugar con más tranquilidad y logras sumar con más facilidad», decía ayer. Posteriormente reflexionaba para añadir que «al final valen igual los puntos fuera que en casa y si no los conseguimos en Torrelavega, los tendremos que lograr lejos de aquí». Lo importante, asegura, «es sumar los necesarios para dejar a cinco equipos por debajo, que es como estamos ahora, y para ello queda toda la segunda vuelta y esta la afrontamos con mucha ilusión». No se queda ahí el asturiano: «Como hemos jugado ya contra todos los equipos, ya conocemos más de ellos. Además, intentaremos no cometer los errores que hemos realizado en la primera parte de la Liga. Por eso intentaremos ser más regulares».

Cuestionado por el nivel del equipo a lo largo de la primera vuelta, el técnico asturiano responde con rotundidad: «Hemos sido irregulares». Autocrítica. «Hemos sido capaces de competir en campos muy difíciles contra rivales muy complicados y sin embargo, en otros en el que nosotros en los que quizá nosotros teníamos un nivel superior, no hemos sido capaces de sacar buenos resultados», dijo.

«Hemos sido capaces de competir en campos difíciles», argumenta el técnico asturiano

Por eso Pablo Lago está convencido de que en la segunda vuelta la experiencia acumulada a lo largo de los 19 partidos puede ayudar a los suyos a rendir mejor; a fabricar un equipo más sólido de cara al tramo final del curso. Para ello espera eliminar todas las carencias que ha habido en su plantilla en momentos puntuales e volver hacer las cosas bien. «Creo que en los dos últimos partidos hemos demostrado ser un equipo muy competitivo. Hemos sumado cuatro puntos de seis ante dos grandes equipos y ese tiene que ser el camino para la segunda vuelta», añade.

El entrenador asturiano asegura que no va a jugar con el sistema que tan buenos resultados le ha dado a lo largo de la primera vuelta, el ya conocido 5-4-1, pero lo que sí está claro «es que los números y las sensaciones están ahí» y «para los que estamos dentro la sensación es que nos hace ser mejores fuera de casa». Aunque también en casa ha jugado con ese dibujo, ha empleado además otras cosas en cuanto a posiciones de los futbolistas. «Hemos tenido problemas cada vez que quisimos dar un paso hacia delante, siendo más valientes o más atrevidos», porque considera que de esa manera que la Gimnástica se vuelve más vulnerable. «Lo que no queremos ser es un equipo débil. Tenemos que ser un equipo como el de estas dos últimas semanas: intenso y duro». O dicho de otra manera, «que no quiera jugar nadie con nosotros, porque somos un equipo muy difícil».

Pablo Lago considera que hablar de una defensa de cinco «es una equivocación», porque para el entrenador de la Gimnástica. «A mí me gusta hablar de tres hombres fijos atrás, porque lo de cinco no es real». Y nuevamente volvió a su punto de vista sobre este sistema. «Si jugáramos con tres hombres atrás, solo atacarían cinco y no es así. Tenemos tres atrás y siete futbolistas que queremos que participen y lleguen con facilidad al campo contrario», argumentó. «Esa es nuestra idea, sobre todo cuando tenemos el balón».

Sobre la llegada de posibles nuevos refuerzos, en lo que resta de mercado de invierno el entrenador asturiano no quiso dar ninguna pista. «Nosotros tenemos jugadores que de como están ahora a cuando empezamos hay un abismo, porque hay futbolistas como Fer o Hugo Vitienes que nunca habían jugado en Segunda B y han tenido una evolución buenísima. En eso confiamos, y si pueden llegar jugadores que nos aporten más de lo que tenemos, seguro que el equipo funcionará mejor, pero habrá que mirar lo que hay en el mercado con tranquilidad», expuso.

Haya o no haya más fichajes, Pablo Lago confía ciegamente en que la segunda vuelta va ser mejor que la primera, porque, como aseguró el técnico, «tenemos toda la ilusión puesta en ello». Y lo dijo basándose en la experiencia vivida en la primera parte del campeonato. Pero lo importante es «ser intensos y competitivos, como hemos sido en estas dos semanas. Por eso tenemos confianza».

El entrenador blanquiazul está convencido de que su equipo comenzará la segunda vuelta «ante un gran rival», en referencia al Real Unión. «Yo no creo que se le note mucho el partido de ayer -por el encuentro que jugó el miércoles de Copa Federación-, porque tiene buenos jugadores para cubrir las dos competiciones». «Podría estar peleando por puestos más arriba, pero la situación es la que es», concluyó.